Brito y Álvarez solo apuestan por la biomasa si es un modelo descentralizado y acorde al territorio

22 ene 2016

La planta de biomasa que ENCE planeaba construir en el puerto de Las Palmas es contraria al modelo energético que el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de la capital grancanaria quieren instaurar, ya que este sistema tiene sentido siempre que responda a un modelo descentralizado y acorde con el territorio.

Así lo aseguraron el vicepresidente 2 y consejero insular de Medio Ambiente, Juan Manuel Brito, y la concejala de Sostenibilidad de Las Palmas de Gran Canaria, Pilar Álvarez, tras un encuentro mantenido hoy en las dependencias insulares.

Juan Manuel Brito le trasladó a Pilar Álvarez un informe del servicio de Medio Ambiente que alertaba de la afección de la planta al Paisaje Protegido de la Isleta. No obstante, tras el anuncio de la empresa de buscar otra ubicación, ambos recalcaron que el problema, además de los contaminantes que pueda emitir, es que la instalación choca con el modelo previsto por ambas instituciones.

Brito criticó la deriva del Gobierno de Canarias, ya que a su juicio “lo único que ha hecho es proponer cosas contrarias a lo que se propone desde el Cabildo, como la planta de gas y la de biomasa”. También mostró su preocupación por las consecuencias de algunas medidas como la ley del suelo o el fin de la moratoria. Para el consejero, Clavijo representa “una vuelta al pasado, a todas aquellas actuaciones que llevaron a Canarias al desastre”.

Pilar Álvarez hizo hincapié en la importancia de la participación para definir el nuevo modelo de desarrollo así como en la necesidad de incluir la perspectiva de la sostenibilidad medioambiental en los proyectos que se realicen, tanto energéticos como de otro tipo. También reclamó una línea estratégica de futuro. Álvarez aseguró que la biomasa “no es negativa per se” y se mostró partidaria de esta energía “si es un modelo descentralizado y acorde al territorio”.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes