Consultar el móvil, lo primero que hacen los españoles al despertar

30 nov 2015

Consultar el móvil nada más despertar es la primera acción del día de la mayoría de los españoles, para apagar la alarma incluso y después para revisar los mensajes e informarse, lo que revela que el entorno móvil se ha convertido en un apasionante mundo, no exento de complicaciones, elegido para estrenar el I Foro Canario de Comunicación, informó el consejero de I+D+i del Cabildo de Gran Canaria, Raúl García Brink.

 

El encuentro contó con director de Google Play Books para España y Portugal, Luis Collado, y la responsable de Redes de El País, Guiomar del Ser, quienes atrajeron gran público y coincidieron en que no adaptarse a los móviles es salirse de la realidad.

Tanto es así, que al día se descargan en España cuatro millones de aplicaciones, aunque el 95 por ciento se abandona al mes, y la consulta de cada usuario a su móvil asciende a una media de 185 veces al día. De hecho, hay más líneas móviles que habitantes, ya que superan los 50 millones en España.

El usuario ahora tiene el poder, elige contenidos y realiza un sinfín de acciones con un aparato que apenas tiene el tamaño de su mano, compra, elige destinos turísticos o realiza movimientos bancarios, si bien consultar redes sociales y medios de comunicación son sus prioridades.

El día comienza con el móvil y la tableta –que no le hace sombra a los teléfonos-, y continúa con pantallas mayores de mesa o portátiles y vuelve a lo largo de la tarde noche a los dispositivos de mano.

Solo en el caso de El País, la audiencia que llega por móvil se ha duplicado desde el 2013 y ya alcanza casi la mitad del acceso por internet frente al ordenador de mesa, que se ha reducido casi en la misma medida.

Y con ello ha desaparecido la lealtad, el usuario consulta distintos medios y la paciencia se ha reducido al mínimo exponente, si aparece una publicidad que incordia o una página tarda en cargar, retrocede y coge otro camino.

Todo ello introduce a empresas y medios de comunicación en un mundo cambiante al que debe adaptarse rápidamente, ya no hay que atraer usuarios a la web corporativa de cada entidad, ahora hay que saber llevar los contenidos allá a donde está el tráfico de internautas.

Y desde luego, la comunicación ya no es unidireccional, lo que se suma a que el tamaño de la pantalla y la premura hace que los datos y las presentaciones muy visuales ganen terreno a la masa gris de los textos. También toman relevancia los vídeos, muchos jóvenes ya no se sienten atraídos por la televisión y se limitan a seleccionar lo que en Youtube lo que más les interese, de manera que el número de horas visionados se ha multiplicado por dos en apena un año con sesiones medias de 40 minutos.

El 80 por ciento de los usuarios realiza alguna consulta cuando está comiendo, lo que pone de relieve que hay que prestar atención al uso responsable de estos dispositivos que han llegado para quedarse, también con sus enormes ventajas, una revolución en cualquier caso que obliga a la continua reinvención y que tiene como palabra clave la “personalización”.

 

Enlaces relacionados
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes