El Cabildo activa el Dispositivo de Extinción de Incendios 2017 con 230 efectivos y el segundo helicóptero

29 jun 2017

El Cabildo de Gran Canaria ha activado el Dispositivo de Extinción de Incendios 2017 para luchar contra los fuegos este verano, que contará con más de 220 efectivos, todo ellos integrados y coordinados en la Unidad Operativa de Fuegos Forestales (U.O.F.F.), y la incorporación del segundo helicóptero.

En caso necesario, también se pueden sumar los efectivos del Consorcio de Emergencia de Gran Canaria como unidad de apoyo en determinadas zonas (interfaz urbana-forestal), las protecciones civiles locales, en muchas ocasiones las primeras en llegar y no dejar que las primeras llamas pasen a más, y la Unidad Militar de Emergencias (UME), de modo que el volumen de personal que puede ser activado supera el medio millar, aparte de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y medios sanitarios.

Este dispositivo insular, que fue presentado por el presidente, Antonio Morales, y el consejero de Medio Ambiente y Emergencias, Miguel Ángel Rodríguez, está activo a lo largo de todo el año pero se refuerza durante la época de mayor riesgo de incendios forestales, que va desde el 1 de julio al 30 de septiembre. El personal contratado durante todo el año asciende a 130 personas, a los que se suman cerca de un centenar en verano.

El año pasado se registraron en Gran Canaria 49 conatos y 5 incendios que quemaron un total de 19,2 hectáreas. Esto supuso el 61,4 por ciento de los incendios declarados en toda Canarias, lo que demuestra la afección de este problema a la isla de Gran Canaria, donde las principales causas son las quemas agrícolas y el uso de maquinaria, además del fenómeno mundial de abandono del campo y la denominada “paradoja del fuego”, es decir, que a menos fuegos, más virulentos cuando se producen debido a la carga de combustible.

Los incendios más graves se localizaron en Ciudad del Campo en Las Palmas de Gran Canaria (6,72 hectáreas), Montaña Bermeja en Agüimes (4,1 ha), Lomo del Diviso en Las Palmas de Gran Canaria (1,6 ha) y Los Azulejos en Mogán (1,3 ha).

Durante los meses de junio a noviembre también están contratados los helicópteros de extinción de incendios. Se trata de dos unidades modelo Ecureuil que se caracterizan por ser muy maniobrables y con una alta capacidad de penetración en un territorio montañoso como el de Gran Canaria, con presencia de numerosos barrancos y sitios abruptos.

Cuentan con la capacidad de acercarse al suelo para distintas maniobras e incluso depositar al personal de emergencias en espacios reducidos.  De hecho, una de las funciones más relevantes de estos helicópteros es la de transportar de manera rápida y eficaz a las unidades Presa de Medio Ambiente, que muchas veces ven complicado llegar hasta el fuego o bien perderían un tiempo fundamental si accedieran por carretera.

La UOFF está formada por seis unidades Presa, que son transportados en helicóptero hasta la cabeza del fuego, la parte más peligrosa, para frenar su avance a pie de llama, mientras casi un centenar de miembros Bravo se suman por tierra a la cola y flancos traseros. Más de una quincena de  agentes, mandos intermedios y policías forestales, además de la Brigada de Investigación de Fuegos Forestales, formada por ingenieros, geógrafos y licenciados en derecho con un alto grado de eficacia, conforman forman parte del operativo.

La unidad de logística, encargada del abastecimiento de pilas, agua y alimentos, y más de una treintena de vigilantes en torres distribuidas por el territorio insular y una unidad de vigilancia móvil, así como conductores de camiones, autobombas y nodrizas, junto a los directores de extinción, técnicos helitransportados, ingeniero analista y jefe de servicio, completan el equipo.

Antonio Morales subrayó que el Cabildo cuenta con un equipo muy potente para actuar en los incendios forestales, aunque insistió en que lo más importante es la colaboración ciudadana, que debe extremar las precauciones, evitar conductas de riesgo especialmente en el uso de maquinaria y autoprotegerse limpiando de maleza los 15 metros alrededor de sus viviendas.

Precisamente este año, apuntó Miguel Ángel Roddríguez, el Cabildo dedicó por primera vez el mes de mayo a una campaña divulgativa para la prevención de incendios forestales e informar a la población de las medidas a adoptar para evitar la generación de incendios, como extremar la precaución en el uso de la maquinaria que genera chispas o no hacer quemas agrícolas en los meses estivales en los que están prohibidas.

Glosario de términos:

Conato: menos de una hectárea
Incendio: Más de una hectárea
Nivel 0: Fuego solo forestal, responsabilidad del Cabildo de Gran Canaria
Nivel 1: Fuego forestal que implica mayor o menor riesgo para bienes y población, la dirección del plan de actuación corresponde al presidente del Cabildo de Gran Canaria y la coordinación al CECOPIN.
Nivel 2: Por su sus especiales características se eleva de nivel y es competencia de la dirección pasa al presidente del Gobierno canario y el órgano de coordinación el CECOES.

Medios humanos en un incendio:

Grupos de Extinción:

Tipo 1: Altísimamente especializados, son los presa, un cuerpo de élite que se traslada a la cabeza del incendio en helicóptero para luchar contra el fuego a pie de llama en su parte más peligrosa porque es donde se sitúa el avance.

Estos especialistas son, junto a los de Cataluña, los más cualificados de España y son los requeridos para atender los incendios más duros. Los presas de Gran Canaria son asimismo los encargados de formar a los miembros de la UME.

Tipo 2: Son los especialistas en extinción de fuegos forestales que trabajan en la cola del incendio y los flancos para rodear el anillo y acotarlo dentro, se trasladan por tierra.

Tipo 3: Son todos los medios no especializados en lucha contra incendios forestales, también denominados multiemergencias, que apoyan las labores de extinción de los presa y bravo, son Protección Civil y los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, de Las Palmas de Gran Canaria y San Bartolomé de Tirajana, su especialización son los fuegos urbanos e industriales.

Grupo de seguridad: Policía Local, Nacional, autonómica y Guardia Civil.

Grupo de logística: Voluntarios de Protección Civil y personal de Medio Ambiente, que suministran agua y comida a las unidades, campamentos y tdo lo que necesiten para proseguir con su trabajo de extinción.
Grupo sanitario: Servicio de Urgencias Canario (SUC) y Cruz Roja

Fases de control y extinción

Estabilizado: Existen llamas, el perímetro permanece activo, pero se ha acotado la zona se prevé que el fuego pare en esos límites.

Controlados: El fuego se para en el cerco previsto y deja de avanzar, el anillo está acotado y comienzan las labores de extinción.

Esta fase se puede prolongar horas o días según las dimensiones del incendio, la orografía y la vegetación o combustible que alimenta las llamas. Los medios de apoyo y voluntarios se retiran y solo quedan los presa y bravo removiendo y picando en un entorno inhóspito y de alta temperatura hasta acabar con el fuego.

Extinguido: Humo cero.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes