El Cabildo adjudica por casi 300.000 euros los puntos de recarga para vehículos eléctricos en 17 municipios de Gran Canaria

01 jun 2018

El Cabildo de Gran Canaria adjudicó hoy por casi 300.000 euros la primera fase de la red de recarga insular de vehículos eléctricos que permitirá tener puntos en lugares estratégicos de 17 municipios y a una distancia máxima entre sí de 42 kilómetros, explicó el consejero de Energía del Cabildo, Raúl García Brink.

La empresa adjudicataria Etecnic tiene un plazo de ejecución de tres meses para realizar las obras que salieron a licitación por 445.000 euros y que darán soporte a las necesidades actuales de la movilidad eléctrica y también al incremento de la demanda prevista para los próximos años. Para lograr modificar el modelo energético, lo ideal sería que la mitad de los vehículos de la Isla, unos 200.000, utilicen este sistema en 2034.

“Estamos muy satisfechos de hacer realidad un proyecto de movilidad eléctrica que contribuirá a desarrollar el modelo de ‘ecoisla’ que defendemos para Gran Canaria”, detalló el consejero.

Una vez que concluyan los trabajos de instalación, el Puerto de Las Nieves de Agaete contará con un espacio de recarga ultra rápida para dos vehículos, que permitirá cargar la mitad de la batería en solo 10 minutos, mientras que los de carga rápida tardan 15 minutos en llegar un cuarto y estarán en el resto de municipios.

Agüimes contará con un lugar de suministro en la zona de la Playa de Arinaga, mientras que el Arucas estará localizado en la calle Alcalde Suárez Franchy y el de Firgas en la rotonda a escasos metros de la Iglesia de San Roque. 

Por su parte, el de Gáldar estará en la carretera Bajada de Las Guayarminas, el de Guía en la calle Lomo Guillén, el de Ingenio en la Avenida Carlos V de El Carrizal, el de La Aldea en la zona de la Playa y el de Moya en Pico Lomito.

Completan la red los puntos del Parador de Tejeda, el de la Avenida Tomás Roca Bosch de Puerto Rico en Mogán, el de la calle Tenderete de Santa Brígida, el del casco de Santa Lucía junto a la iglesia, el de La Mareta en Telde, el de la calle Pérez Villanueva de Teror, junto al mercado ecológico de Valleseco y el de la Avenida Juan Carlos I de Valsequillo.

Cada municipio dispondrá de un tótem informativo en lugares visibles para que los usuarios sepan que cuentan con posibilidad de recarga y dónde está ubicado.

Tras la ejecución de las obras, el Cabildo a través del Consejo Insular de la Energía sacará a licitación la gestión de estas estaciones.

Autonomía garantizada

La primera red de recarga de Gran Canaria contribuirá al cambio de modelo energético en la Isla y a que desaparezcan las reticencias a la hora de adquirir este tipo de vehículos ya que la autonomía para recorrer todo el territorio insular estará garantizada, detalló García Brink.

La segunda fase del proyecto pretende llegar al resto de municipios, es decir, Artenara, San Mateo y San Bartolomé de Tirajana, además de ampliar la oferta ya existente en la capital grancanaria. El siguiente objetivo será instalar puntos en el Aeropuerto de Gran Canaria.

Una vez concluidas todas las fases, cada municipio dispondrá al menos de una estación de recarga capaz de alimentar dos vehículos de forma simultánea.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos