El Cabildo aporta 50.000 euros al Ayuntamiento de Telde para la reforma del Horno Justo Cubas de alfarería

13 jun 2017

El Cabildo de Gran Canaria aportará 50.000 euros al Ayuntamiento de Telde para financiar la reforma del Horno Justo Cubas, un centro de alfarería construido hace 20 años en El Hornillo en el que los artesanos guisan sus piezas de barro con leña, al estilo tradicional.

El lugar está compuesto por tres hornos de leña con espacio a su alrededor para trabajar al aire libre, aunque una parte será techado para evitar el sol. Asimismo, cuenta con una sala de formación, informó la consejera de Artesanía del Cabildo de Gran Canaria, Minerva Alonso, quien firmó el convenio de colaboración con la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Telde, Marta Hernández.

Dos de los tres hornos alcanzan la temperatura de 800 grados, necesaria para que las piezas realizadas en barro canario adquieran la consistencia que hace posible su uso diario. Uno de ellos es réplica del célebre horno de La Atalaya de Santa Brígida, de una cámara y muy usado por los artesanos por ser el más emblemático.

El tercero de los hornos, de dos cámaras, permite alcanzar temperaturas de hasta 1.200 grados, lo que hace posible el esmaltado de las piezas y la posterior decoración con colores.

La actuación incluirá la reforma de la leñera, los baños y la sala para impartir nuevos cursos de alfarería y cerámica que harán posible la transmisión de los saberes de estos oficios tradicionales a las nuevas generaciones.

El proyecto será redactado por el Ayuntamiento de Telde, propietario del espacio gestionado con el Cabildo grancanario, para ponerlo en condiciones a disposición de los artesanos que desean guisar sus piezas en auténticos hornos de leña, al estilo tradicional, previa solicitud ya sea al Cabildo o al Ayuntamiento.

Todo un profesional de la alfarería canaria

Justo Cubas, el profesional que da nombre al espacio, destacó por su inigualable labor como alfarero y creó algunas de las mejores piezas de la loza grancanaria que aún hoy se conservan en muchos hogares.

Entre los utensilios más habituales en su producción estaban bernegales (cuencos ubicados sobre las pilas para extraer el agua), tallas, jarras, cafeteras, jarrones de adorno, palomas y caballitos entregados como juguetes para los más pequeños, macetas, platos, paelleras y calderos.

Si bien pasó parte de su vida en Telde, Cubas nació en Artenara, cuyo Ayuntamiento le concedió en 2005 la Insignia de Oro del municipio, que recibió con emoción tres años antes de su fallecimiento.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes