El Cabildo de Gran Canaria analiza 15 licencias que realizan un uso abusivo del transfer en el Aeropuerto de Gran Canaria

03 dic 2015

El Cabildo de Gran Canaria analiza 15 licencias de taxi de Gran Canaria que están realizando un uso abusivo del transfer en el Aeropuerto, ha informado hoy el consejero de Transportes y Movilidad del Cabildo, Francisco Trujillo, tras una reunión con los 21 concejales del área para acordar una propuesta común de regulación del alquiler de vehículos de lujo con conductor.

La información del uso abusivo se desprende de los últimos datos de registro de la plataforma telemática del transfer, una herramienta de control para autorizar a las licencias que no pertenecen a Ingenio y Telde a que de forma extraordinaria, y previa contratación, puedan recoger pasajeros en el Aeropuerto por ser una de las áreas sensibles de Gran Canaria.

Trujillo recordó que las licencias de taxi se dan exclusivamente para atender las necesidades del municipio propio y de manera excepcional hacer servicios a las áreas sensibles. “Hay licencias que están teniendo como prioridad otros destinos como el Aeropuerto, perjudicando al resto de compañeros”, añadió.

El Cabildo se ha dirigido a los propietarios de las licencias para normalizar la situación y que prevalezca el sentido común. En caso de que no sea así, el Cabildo recurriría a establecer contingentes en estas áreas, tal como establece el Reglamento para estos casos, recordó.

Además, el Cabildo y Aena analizan la posibilidad de instalar un lector de matrículas en el Aeropuerto para garantizar un uso regular por parte de los transfer, taxis, microbuses y coches de lujo.

Regulación de las limusinas

En cuanto a la regulación del sector de vehículos de lujo con conductor, Trujillo adelantó que el Cabildo elevará a la Dirección General de Transportes del Gobierno regional una propuesta consensuada con los 21 municipios para que mantenga como único criterio la proporción de una limusina por cada 30 licencias de taxi.

La propuesta persigue eliminar la contradicción de la Ley actual que establece dos criterios, el mencionado de una limusina por cada 30 taxis, y el de que cada empresario tiene que tener al menos 10 vehículos para poder operar. “Si se cumple el segundo criterio se sobrepasan el total de 92 limusinas que establece como tope el primer criterio”, explicó.

Asimismo, el Cabildo solicitará que las limusinas solo puedan operar en la isla para en la que se le da la licencia, salvo en ocasiones muy justificados para eventos con gran demanda de este tipo de servicios. “No tiene sentido que contingentemos a 92 limusinas en Gran Canaria y que luego puedan venir de otras islas de forma habitual”, concluyó.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes