El Cabildo de Gran Canaria, contra la discriminación de las mujeres por su orientación sexual

26 abr 2018

El Cabildo de Gran Canaria prosigue con su lucha contra la discriminación de las mujeres por su orientación sexual, por lo que su consejera de Igualdad, María Nebot, abogó hoy por la visibilización y normalización de las relaciones lésbicas, al tiempo que denunció la sistemática negación del deseo sexual de las mujeres.

“En el reparto de roles sexistas, a las mujeres se nos dibuja como seres pasivos, carentes de iniciativa y deseo sexual que, en caso de manifestarse públicamente, se convierte en motivo de descalificaciones contra nosotras”, expresó en el acto impulsado por la Consejería de Igualdad, creada este mandato, con motivo del Día de la Visibilidad Lésbica.

“Muchas mujeres viven su sexualidad en la clandestinidad por miedo a ser discriminadas por su orientación. Nuestra sociedad sigue negando y mirando con malos ojos el amor y la sexualidad cuando lo comparten mujeres, a las que la homofobia castiga de modo especial”, añadió la consejera.

Nebot recordó que según datos de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, el 44 por ciento de las lesbianas europeas dicen haber sufrido conductas o comentarios despectivos en sus empresas por su condición sexual. Y otro 25 por ciento aseguran haber sentido discriminación en sus condiciones laborales o salariales por el mismo motivo.

La Consejería de Igualdad proyectó en el Multicine Monopol dos capítulos de la serie documental Follo ergo sum, de Sofía Esteve y Marina Freiza, que aborda prácticas sexuales no normativas. Los episodios emitidos se centran en los “placeres, silencios y alianzas”, en un acercamiento a la sexualidad y la identidad lésbica.

El acto se cerró con un debate dinamizado por la periodista y activista Jen Dávila, en el que participaron numerosas activistas y colectivos feministas comprometidos con la defensa de los derechos LGTBI*.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes