El Cabildo de Gran Canaria reactiva el Consejo de Corporaciones Locales y anuncia un incremento en el Plan de Cooperación

17 sep 2015

El Cabildo de Gran Canaria reactivó ayer, el Consejo de Corporaciones Locales, un órgano que ha quedado constituido con los 21 nuevos alcaldes de la Isla para tratar los temas supramunicipales e insulares y que se reunirá en asamblea cada tres meses.

Presidido por Antonio Morales con Carmelo Ramírez como vicepresidente del órgano, su primer objetivo es agilizar las obras del Plan de Cooperación con los Ayuntamientos 2014-15 porque, a tres meses para que acabe el año, solo se ha ejecutado el 52 por ciento y se corre el riesgo de perder 13,7 millones de euros.

Carmelo Ramírez explicó que, otros años, los remanentes de las obras no certificadas se incluían en los presupuestos del ejercicio siguiente, pero la ley de estabilidad presupuestaria ahora lo impide y las cuantías no utilizadas deben destinarse al endeudamiento de la corporación.

Por este motivo, el próximo paso será un encuentro con cada municipio para valorar la ejecución de sus obras y "darles un empujón" para que estén ejecutadas y certificadas el 10 de diciembre, explicó.

La cuantía para el bienio 2014-2015 era de 32,7 milloneseuros para la ejecución de 193 obras de las que 105 están pendientes de certificar, si bien 42 están incluso sin contratar, una por el Cabildo y 41 por los ayuntamientos.

"Queda mucho dinero por ejecutar en dos meses pero sería imperdonable perder el dinero", exclamó el también consejero de Cooperación Institucional.

Los planes de cooperación con los municipios se pusieron en marcha hace 20 años y en estas dos décadas se han invertido 400 millones de euros en la ejecución de 4.000 obras, lo que ha generado "muchísimo" empleo y permitido el mantenimiento de multitud de pequeñas y medianas empresas, subrayó Antonio Morales, por lo que la voluntad de la nueva corporación no solo es consolidar esta herramienta, sino impulsarla.

Para ello, la próxima semana se celebrará la segunda reunión de la asamblea de alcaldes, ya que en los próximos días se conocerá la cuantía que se destinará alsiguiente plan, así como sus criterios, algunos adelantados este miércoles.

Dado su buen funcionamiento, la propuesta es mantener la distribución del 25 por ciento de forma igualitaria y el resto por volumen de población.

Pero además, la mitad de las obras tienen que ir destinadas a infraestructuras y equipamientos básicos, desde alcantarillados a agua y luz, para que en cuatro años el cien por cien de la población grancanaria tenga cubierta estas necesidades. Los núcleos más complicados son los nuevos barrios de la capital grancanaria por su rápido crecimiento, apostilló Ramírez.

La otra mitad deberá destinarse a obras que cumplan requisitos de generación de economía productiva y empleo, así como de sostenibilidad ambiental, lo que se ajusta al compromiso del nuevo gobierno con la población de Gran Canaria, subrayó Morales.

La decisión más importante con respecto al próximo plan es que no será anual sino que abarcará los cuatro años del mandato, lo que permitirá tener una visión global y la posibilidad de contratar las obras desde el primer año aunque los pagos sean fraccionados.

Además acabará con su principal problema, el retraso de cada año, ya que desde la aprobación del presupuesto en diciembre, a la culminación de los trámites para su entrada en vigor en marzo, la transferencia a los municipios y la adjudicación, llega cada septiembre sin haber podido mover tierra con el añadido de que la nueva ley impide recuperar el remanente en el siguiente ejercicio.

Antes de emplazar a los alcaldes al próximo miércoles, el presidente del Gobierno de la Isla subrayó que el Cabildo será asimismo riguroso en el seguimiento de la ejecución del plan y el cumplimiento de los objetivosde generación de economía y empleo de las propuestas.

 

Asamblea trimestralde alcaldes

Este consejo de ayuntamientos fue creado en 1992 con Antonio Morales como consejero de Cooperación Institucional y, tras su reactivación, se establecerá la obligatoriedad de reunirlo ante asuntos de importancia para la isla, si bien se convocará como mínimo una asamblea ordinaria cada tres meses.

Además, quedará constituida una mesa para el seguimiento de sus asuntos formado por el presidente y vicepresidente, además de un miembro de cada mancomunidad más los ediles de la capital grancanaria y Telde.

Los 21 alcaldes entregarán antes de la primera semana de octubre sus propuestas para actualizar los estatutos de este órgano para que sirva a sus objetivos de la forma más eficaz y operativa posible.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes