El Cabildo de Gran Canaria, única institución isleña con depósitos en la Banca Ética, que lo destina a fines sociales

27 sep 2018

El Cabildo de Gran Canaria ha depositado un millón de euros en la Banca Ética y se ha convertido en la única institución de las islas en trabajar con esta entidad cooperativa con fines sociales y no especulativos que financia proyectos medioambientales y de economía social.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, recibió al presidente de la entidad, el italiano Ugo Biggeri, quien confirmó que el banco trabaja con varias entidades públicas españolas, como los Ayuntamientos de San Sebastián, Madrid Barcelona, y que el Cabildo es la única de Canarias con depósitos en este banco que garantizar que su fin es destinarlo proyectos de bien común.

Morales aseguró que el Cabildo cree en una banca en la que los recursos económicos sean destinan a fines sociales y medioambientales, y que además permite conocer al detalle a dónde va el dinero de los depósitos, es decir, en dónde se invierte, por lo que la recepción a su presidente ha servido para estrechar lazos con la entidad. 

Ugo Biggeri, que se ha trasladado a Gran Canaria para presentar en el Patio del Cabildo su libro ‘El valor del dinero’ este jueves a las 19 horas, aseguró que de hecho el valor del dinero no está en el dinero mismo, sino en las personas que lo usan, en las relaciones que favorece y en el bien común que crea, y que hablar de dinero es hablar de vida. La Banca Ética es un buen ejemplo porque con los ahorros que depositan hacen préstamos que ayudan a la comunidad.

Explicó que la mayor parte de las personas no saben dónde está realmente el dinero que tienen en los bancos y el de las instituciones públicas, por ejemplo, no está en la economía real, sino en la de los derivados y la de los productos financieros. Una cuestión, lamentó, que no ha cambiado pese a la crisis bancaria de los últimos años.

Con Banca Ética, sin embargo, los clientes pueden saber a través de fiarebancaética.coop dónde están sus ahorros y la justificación de porqué se ha hecho ese préstamo. “Un principio de transparencia que no tiene ningún otro banco”, detalló.

Con socios y voluntarios en las Islas

Banca Popolare Ética  nació como una cooperativa de crédito en 1995 y se convirtió en banco en 1999. La Fundación Española Fiare se integró en esta entidad en 2014 y cuenta en Canarias con un grupo de iniciativa territorial de socios que se encarga de sus gestiones a través del correo electrónico git.canarias@fiarebancaetica.org al no disponer de sucursales.

Esta Banca Ética, que tiene 3.500 clientes en España, es cooperativa, por lo que la decisión la toman sus socios y a la vez dispone de una estructura de voluntariado para atender a sus clientes. La principal diferencia que tiene con el resto de entidades bancarias es que no cotiza en Bolsa, y no busca el lucro ni la especulación por lo que el dinero redunda en mejoras sociales y da préstamos a proyectos basados en ese fundamento.

Por ejemplo, financia iniciativas como la agricultura biológica y las solidarias, y su medida estrella para conceder créditos es la evaluación socio ambiental de las solicitudes de los colectivos o autónomos.

El libro de Uggo Biggeri también invita a pensar en la economía de una forma más humana y ofrece una educación financiera para entender las claves de la banca,  las finanzas y al economía.

Muestra cómo las pequeñas acciones de cada ciudadano son importantes, incluso la decisión de cambiar una cuenta corriente de banco para que el dinero apoye proyectos acordes con el pensamiento de cada uno.

El presidente de Banca Popolare Ética ha llegado desde Italia para esta conferencia gracias a la colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la de La Laguna. Una iniciativa que ha contado además con el apoyo del programa Gran Canaria Solidaria del Cabildo.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes