El Cabildo inicia el expediente de ejecución de las obras de mejora del drenaje del agua de lluvia en el túnel de Julio Luengo

07 nov 2017

El Cabildo de Gran Canaria ha iniciado el expediente para la adjudicación de las obras del proyecto de mejora de la red de drenaje de las aguas pluviales en el interior del túnel de Julio Luengo, informa el consejero de Obras Públicas e Infraestructuras, Ángel Víctor Torres.

Se trata de una de las actuaciones más importantes que el Cabildo acomete en esta infraestructura viaria, de las de mayor tráfico de la Isla, desde que asumió su conservación y mantenimiento en el año 2015, junto a los trabajos de seguridad, limpieza y mejora de la imagen que llevó a cabo a mediados del pasado año, según destacó el también vicepresidente primero.

“Por fin vamos a dar solución a un antiguo problema que aparece en las épocas de fuertes lluvias y que genera retenciones y complicaciones de tráfico”, agregó.

Las obras, con un presupuesto de 94.000 euros, subsanarán la falta de capacidad del actual sistema para drenar el agua que entra al túnel en momentos de lluvias torrenciales.

El motivo fundamental es que la conexión entre la red de pluviales de la calle Leopoldo Matos, que recoge el agua y la canaliza, y la red de saneamiento no tiene capacidad suficiente y se satura en momentos de grandes lluvias, lo que provoca desbordamientos y que las aguas que se extraen del interior del túnel vuelvan a acceder en una especie de bucle que aumenta conforme continúa lloviendo.

Además, en los ramales de incorporación y salida del túnel situados junto al Parque Estadio Insular se produce una acumulación de agua en el margen derecho de la calzada debido a una inclinación y un cambio de rasante, a lo que hay que añadir las características geométricas del trazado en estos puntos y la falta de desagües, lo que provoca la aparición de charcos de agua en varios puntos.

La mejora del drenaje consistirá en la colocación de un nuevo pozo de aguas pluviales en la entrada del túnel por la Calle Leopoldo Matos, que permitirá desconectar la red de aguas pluviales de la red de saneamiento, lo que evitará el rebose en caso de lluvias.

Asimismo se colocarán dos nuevos imbornales en la misma zona de entrada del túnel que irán directos al pozo, así como a lo largo del túnel, y se llevarán a cabo varias actuaciones que permitan conseguir desaguar las escorrentías que llegan al interior.

El túnel de Julio Luengo fue inaugurado en 1993 con una longitud de 1.130 metros y una configuración singular con dos tubos independientes con una longitud aproximada de 600 metros cada uno, conectados por una galería de servicio, y que se prolongan 500 metros en un único falso túnel en la salida por el lado de Las Alcaravaneras.

Desde el año 2015 cuando asumió su mantenimiento y explotación, el Cabildo está llevando a cabo diversas actuaciones en el interior del túnel para subsanar las deficiencias detectadas debido a la falta de mantenimiento en épocas anteriores.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos