El Cabildo mantiene, por imperativo legal, la declaración de Áreas Sensibles en Gran Canaria

11 nov 2015

El Cabildo de Gran Canaria mantendrá, por imperativo legal, la declaración de Áreas Sensibles en la Isla y se ha comprometido con los taxistas y ayuntamientos de Telde e Ingenio a tomar medidas de control y limitación que impidan el uso abusivo del transfer en el Aeropuerto de Gran Canaria, informó hoy el presidente de la Institución insular, Antonio Morales.

Para evitar perjuicios al colectivo de taxistas, explica Morales, el Cabildo de Gran Canaria se compromete activar la próxima semana la mesa de trabajo de coordinación tanto con este colectivo como con los ayuntamientos afectados, así como a fiscalizar de forma exhaustiva el uso de la licencia del transfer para evitar su perversión, limitará su uso, también para evitar abusos, y estudiará la posibilidad de controlar la tarifa 2 e incluso valorar su eliminación “porque es la que más se presta a falsear los servicios”.

Además, incorporará cuanto antes el control de otro tipo de vehículos a la plataforma telemática del Cabildo, por la que se realizan los contratos de los servicios, y a fiscalizar el buen uso de cualquier otro tipo de transporte en el aeropuerto, porque también se prestan a usos abusivos.

En definitiva, regulará todos los servicios de transporte que se prestan en el Aeropuerto y para su eficacia incorporará un lector de matrículas que controle las entradas y salidas del recinto y organizará unas jornadas de formación e información contra el intrusismo para policías, inspectores y organizaciones de taxistas.

Áreas Sensibles

El Cabildo declaró en 2013 el Puerto de Las Palmas, el de Agaete y el  Aeropuerto de Gran Canaria como Áreas Sensibles, lo que implica la apertura al sistema del transfer, por el que taxis de municipios que no sean de los que albergan estas infraestructuras -Agaete, Las Palmas de Gran Canaria, Telde e Ingenio-, pueden recoger pasajeros con un contrato previo con condiciones reguladas, mientras los de estos municipios son los únicos autorizados a permanecer en sus paradas y recoger viajeros de forma espontánea.

Tras esta declaración, el Parlamento canario modificó el artículo 86 de le Ley autonómica del transporte para exigir un informe socioeconómico que avalara o rechazara esta decisión en el plazo de un año, que se cumplió ayer 10 de noviembre, por lo que la actual corporación realizó en agosto el encargo del estudio, tras consultar con una de las asociaciones del taxi afectadas, a la empresa externa Auren, que finalmente ha concluido que el sistema implantado en el Aeropuerto de Gran Canaria es adecuado a la demanda.

En este periodo, además, los colectivos de taxistas de Telde e Ingenio, en contra del sistema desde el principio, lo denunciaron ante la Justicia por considerar que era contrario a sus derechos, si bien el pronunciamiento judicial avaló la decisión de la Institución insular y les negó la exclusividad de este transporte.

Con todo ello, el presidente de la Institución, Antonio Morales, encargó un informe a los servicios jurídicos insulares que cuya conclusión motiva y sustenta el decreto firmado en consecuencia por el consejero de Transportes, Francisco Trujillo, en el que dispone “la continuidad del régimen especial de recogida de viajeros fuera de su término municipal en las Áreas Sensibles del Aeropuerto de Gran Canaria, El Puerto de La Luz y de Las Palmas y del Puerto de Agaete”.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos