El Cabildo pide un informe del fallo del mallado de la carretera de La Aldea

21 oct 2015

El Cabildo de Gran Canaria ha requerido a la empresa que colocó el mallado en la GC-200, dañado tras los desprendimientos del pasado viernes, un informe de lo ocurrido, ya que los técnicos insulares han confirmado que la infraestructura no cumplió su función.

“Las mallas se tenían que haber comportado de otra manera y las piedras no tenían que haber llegado a la vía pues están preparadas para soportar ese desprendimiento”, aseguró el consejero de Obras Públicas del Cabildo, Ángel Víctor Torres, tras visitar la zona junto al alcalde de La Aldea, Tomás Pérez, y los técnicos insulares.

Los responsables de la empresa ya han adelantado que visitarán el lugar acompañados por los técnicos del Cabildo para analizar las causas de la rotura de los 50 metros de mallado y sus 9 postes.  

Posteriormente, el Cabildo acometerá la limpieza de la vía y la empresa retirará las mallas y las estructuras metálicas dañadas, lo que requerirá más tiempo del deseable porque requiere la intervención de maquinaria especial. Los trabajos comenzarán cuando las condiciones meteorológicas lo permitan y no exista riesgo para la seguridad de los trabajadores.

Torres subrayó que lo ocurrido pone de manifiesto que la solución no es el mallado sino la nueva carretera. “Esta es la obra más urgente de toda Canarias, y esperamos que tras lo sucedido el Gobierno canario y el Gobierno de España así lo consideren y pueda empezar en 2016”, añadió.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes