El Cabildo propone equilibrar las ayudas a la importación (REA) con las ayudas a la producción

20 jul 2015

El Cabildo de Gran Canaria ha dado los primeros pasos hacia la soberanía alimentaria porque importa el 90 por ciento de lo que consume la isla y, ante un cierre de puertos y aeropuertos, solo habría alimentación para 10 o 12 días, por lo que su presidente, Antonio Morales, ha reunido a los responsables de Política Territorial, Medio Ambiente y Sector Primario.

El objetivo era combinar los usos del territorio con la necesidad de que los terrenos puedan ser puestos a disposición de la agricultura, pues de las 30.000 hectáreas disponibles, solo 9.000 están cultivadas, agregó, a lo que se sumarán diversidad de medidas que activen la producción local.

Paralelamente a estas medidas, explicó el consejero de Sector Primario, Miguel Hidalgo, se emprenderá "una política de denuncia y gestión parlamentaria para que, sin dejar de proteger lo que entra, se equilibren las ayudas a la producción que se importa con la producción propia".

El Régimen Específico de Abastecimiento (REA)  debe ser "sin duda analizado" para tomar iniciativas que conduzcan a su modificación, "hay que estudiar su incidencia negativa en la producción local", reiteró.

Y incluso más allá de esas iniciativas, apuntó Morales, es necesario una concienciación ciudadana para potenciar que apueste por los productos propios frente a los importados, de manera que sea su primera opción y los alimentos recorran lo menos posible desde la producción a las mesas.

En cuanto al Plan Territorial Agropecuario, el acuerdo tomado es que se presente en el segundo pleno insular para su aprobación inicial y elevación a la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) con todo el contenido necesario para el desarrollo de políticas ganaderas y agrícolas en Gran Canaria.

Mientras, el Plan Insular de Ordenación, más amplio y con mayor incidencia en las premisas necesarias para el desarrollo económico y agropecuario de la isla, las alegaciones propuestas por las consejerías reunidas hoy con sus técnicos serán trasladadas a las mesas de trabajo sectoriales.

El banco de tierra será otra de las medidas que se pondrán en marcha y estará formado por suelo privado pero también por el que tenga el Cabildo, para lo que se ha iniciado un inventario, explicó el consejero, quien adelantó que este tipo de reuniones serán permanentes porque hasta los técnicos las han valorado como necesarias para que las acciones no sean departamentales, sino conjuntas y abarquen todo el mandato.

"Hay que reforzar la producción local para los grancanarios y nuestros turistas, esto no se va a quedar en una mera desiderata", garantizó el presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes