El Cabildo rechaza las duras penas impuestas por Marruecos a 24 presos saharauis defensores de los Derechos Humanos

20 jul 2017

El Cabildo de Gran Canaria rechaza las duras condenas impuestas por Marruecos a 24 presos saharauis defensores de los Derechos Humanos que hace siete años  fueron “injustamente encarcelados” y que acaban de recibir penas que van desde 20 años de prisión a cadena perpetua, informó el consejero de Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez.

Estos activistas fueron detenidos en la represión que realizaron militares marroquíes en 2010 en los campamentos de Gdeim Izik y condenados por un tribunal militar en un juicio que fue anulado, pero cuya sentencia acaba de ratificar un tribunal civil con estas durísimas penas, explicó Carmelo Ramírez.

El consejero insular entiende que estos juicios constituyen “una farsa” que ha sido ya denunciada por los observadores internacionales que estuvieron presentes en ambos juicios, celebrados en Rabat.

La dureza de estas penas pone de manifiesto que Marruecos “no tiene ningún interés” en cumplir la resolución de Naciones Unidas para posibilitar una salida pacífica al conflicto en el Sahara Occidental y supone “una provocación a la comunidad internacional”, que de forma reiterada ha denunciado la “ocupación ilegal” de ese territorio por el Gobierno marroquí.

Ramírez destacó la “necesidad de crear un mecanismo de vigilancia para evitar la violación de los Derechos Humanos por parte de Marruecos” y volvió a exigir la puesta en libertad de los más de 50 presos saharauis encarcelados en las prisiones de aquel país.

Además, el consejero de Solidaridad Internacional resaltó que la acción más inmediata es presionar al Gobierno de Marruecos por parte de las Naciones Unidas, de otros gobiernos y sobre todo de Francia y de España, para “que cumpla con los acuerdos internacionales y permita la celebración de un referéndum de autodeterminación” en el Sahara Occidental.

Respaldo del Cabildo a la autodeterminación

El Cabildo aprobó en el pleno de febrero una moción de respaldo al derecho de autodeterminación del pueblo saharaui a través de un referéndum libre y democrático, tal como reconoce el Derecho Internacional y las reiteradas resoluciones de la ONU.

Además, la moción también denunció la violación de los Derechos Humanos en los territorios ocupados de la población civil saharaui del Sáhara Occidental, y solicitó el cese inmediato de la represión, la libertad de los presos políticos saharauis defensores de los Derechos Humanos, el fin del expolio de los recursos naturales y el libre acceso de los observadores internacionales.

Por este motivo, el Cabildo seguirá con su apoyo a los proyectos de ayuda humanitaria destinados a paliar las graves carencias de productos básicos en los campamentos de refugiados en alimentación, salud, educación, ropa, calzado y servicios básicos.

La Institución insular pedirá al Gobierno español que mantenga “una postura más activa, como antigua potencia colonial y administradora del territorio”, el respeto a los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, el fin del expolio de los recursos naturales y exigir que el Gobierno de Marruecos cumpla con la legalidad internacional.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes