El Cabildo reestructura el ‘Plan de Educación no formal’ para adaptarlo a los nuevos nichos de empleo

20 abr 2018

El Cabildo de Gran Canaria ha reestructurado el ‘Plan de Educación no formal’ para adaptar los cursos a los nuevos yacimientos de empleo y ha aumentado su presupuesto un 180 por ciento hasta alcanzar los 140.000 euros con el objetivo de poder cubrir toda la demanda de plazas.

El Plan, que en 2017 llegó a un total de 230 jóvenes de casi 400 solicitudes recibidas, ofrece cursos de formación a la población joven entre 16 y 35 años en sectores que faciliten su empleabilidad y que les ayuden a encontrar trabajo, demandas que los propios participantes reflejaron en los cuestionarios finales de la pasada edición.

Ofrece formación rápida y capacitación a las personas que se han quedado fuera de la formación reglada, subrayó la consejera de Educación y Juventud, María Isabel Santana, en la presentación junto a la directora de la empresa de servicios marítimos Grupo Stier, Ida Stier, y el director provincial de Formación de Cruz Roja, Pablo Pulido.
“No tenemos datos exactos pero sabemos por los propios participantes y por las empresas que colaboran que un considerable número de participantes encuentra trabajo al finalizar el curso”, añadió.

Mirando al mar

 

Ida Stier detalló la experiencia piloto que incorpora este año el Plan con un curso de capacitación para trabajar a bordo de buques ante la proliferación de empresas del sector y el incremento de cruceros en los puertos de Canarias, lo que ha generado una creciente demanda de personal cualificado. “Es una oportunidad para que miren al mar como a un amigo y no como a un enemigo”, enfatizó.
 

Incluye 3 cualificaciones básicas acreditadas por la Marina Mercante y que permiten desde la licencia del marino, que es como el carnet de conducir, la especialidad de buque de pasaje, para trabajar a bordo de cruceros y ferries, y el complemento de protección marítima de 10 horas en materia de sanidad y primeros auxilios.
 

También ofrece formación de inglés enfocado al sector marítimo y otro complemento de formación en radio comunicaciones que en caso de emergencia capacita para dar una voz de alarma a bordo de un barco.
 

Además, el Plan continúa con el curso de primeros auxilios, salvamento y socorrismo acuático que imparte Cruz Roja, con la novedad de que se desarrollará también en playas y no solo en piscinas como hasta ahora, uno de los cursos con mayor demanda en ediciones anteriores.

Comprende acciones formativas en desfibriladores semiautomáticos, formación imprescindible para cualquier trabajo en emergencias, en socorrismo acuático en piscinas, salvamento acuático en playas y en salvamento con recursos náuticos como camillas o motos acuáticas.

“Con las 4 acciones formativas que incluye los alumnos quedan capacitados según la normativa y las exigencias actuales para trabajar en hoteles, instalaciones acuáticas o playas”, aseguró Pablo Pulido.

Quince cursos


Por otro lado, se amplía el número de cursos de panadería y pastelería, un sector en plena demanda de mano de obra y de los de mayor índice de inserción junto al de socorrismo, y del ámbito del metal y el mantenimiento de instalaciones, con gran demanda en 2017 y que finalizó con una gran satisfacción de las personas participantes.

Continúan asimismo los cursos de manipulación de cargas con carretillas elevadoras, de carpintería metálica, de electricidad básica, de climatización y frío industrial o de competencias digitales hasta un total de 15 cursos.

Como novedad también de este año, el programa incorpora un módulo de orientación laboral que será obligatorio en todos los cursos.

El plazo de inscripción para el curso de capacitación de buques y el de socorrismo acuático ha comenzado este viernes y las personas interesadas pueden encontrar la información del procedimiento a seguir, de las convocatorias de los cursos y la solicitud de inscripción en la página web http://www.grancanariajoven.es/

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes