El Cabildo revisa los 2.900 pozos y galerías de Gran Canaria para aplicar medidas de seguridad en los accesos de las inactivas

14 feb 2017

El Cabildo de Gran Canaria elaborará un censo de instalaciones hidráulicas subterráneas inactivas entre los más de 2.900 pozos y galerías que constan en el Consejo Insular de Aguas con el objetivo de aplicar medidas de seguridad en sus accesos.

La mayoría de las captaciones subterráneas datan de la segunda mitad del siglo pasado, en coincidencia del boom turístico y los regadíos intensivos para cultivos de exportación, aunque otras muchas datan de finales del siglo XIX, si bien la más antigua es la Galería de la Mina de Tejeda impulsada en 1514 por los Reyes Católicos para trasladar agua de la cumbre al Real de Las Palmas.

Los trabajos de estudio, identificación  y valoración para conocer la situación real de todas estas instalaciones subterráneas durarán 14 meses y  han sido adjudicados por el Consejo Insular de Aguas a la empresa Sociedad de Ingeniería Servicios del Territorio y Medio Ambiente (Sistema, S.A.) por un importe de 161.500 euros, informó el consejero de Sector Primario, Miguel Hidalgo.

El Consejo Insular de Aguas atesora más de 6.600 expedientes de pozos, galerías y sus instalaciones auxiliares, como casas máquinas, relacionados con el funcionamiento y explotación de estas captaciones de agua.

Con el resultado este estudio, que estará disponible en 2018, el Cabildo podrá conocer el número exacto de estas instalaciones subterráneas, así como su estado de funcionamiento y colaborar para que se pueda aplicar la normativa de seguridad establecida en el Decreto 232/2008, de 25 de noviembre, especialmente en lo relativo en sus accesos y entradas.

El Cabildo dará cumplimiento así a la norma por la que los consejos insulares de aguas deben coordinar las obras en materia de seguridad de las captaciones hidráulicas bajo tierra, como han sido las acciones conjuntas efectuadas con el Servicio de Minas del Gobierno de Canarias para la clausura de aquellos aprovechamientos que registraban cierto grado de peligro para las personas.

Con los datos del  trabajo de campo y la información recopilada para elaborar este censo, el Consejo Insular de Aguas dispondrá de una ficha de cada captación de agua con su clasificación de peligrosidad, las vías de evacuación más próximas, las obras autorizadas y realizadas, así como información cartográfica y fotografías aéreas (ortofotos) actualizadas.

Una vez finalizado el trabajo, el Cabildo de Gran Canaria, tal como establece la normativa, entregará este censo al Servicio de Minas de la Dirección General de Industria del Estado, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, consejerías regionales con competencias en Medio Ambiente, organismos con responsabilidad en materia de Protección Civil, ayuntamientos y demás administraciones. Asimismo, lo publicará en la web del Consejo Insular de Aguas para que esté a disposición de cualquier entidad pública o privada y de la ciudadanía.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes