El Cabildo vigilará durante 48 horas los efectos en laderas, carreteras y nuevas lluvias

26 oct 2015

El Cabildo de Gran Canaria vigilará las próximas 48 horas los efectos del temporal, posibles desprendimientos de rocas y laderas, y el estado de las carreteras, además de las consecuencias de nuevas lluvias, antes de valorar la posibilidad de desactivar definitivamente la prealerta.

Así lo ha valorado la Dirección del Plan de Emergencias Insular encabezado por el consejero Juan Manuel Brito, en el día de ayer domingo, quien tal como establece el propio Plan, convocará al Comité Asesor el próximo miércoles para recabar información de Obras Publicas y el Consejo Insular de Aguas, pues también es importante el estado de los embalses y cauces, además de los datos que aporten el resto de los servicios.

Con todo, y a tenor de lo que suceda los próximos días, se tomará la decisión más adecuada sin precipitaciones, mientras tanto se mantiene el operativo en guardia y el nivel de prealerta.

Después de que se decrete su fin, comenzará una nueva fase de rehabilitación de los servicios afectados y reposición de las infraestructuras, una fase que aún se desconoce durante cuánto tiempo se extenderá.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes