El Cabildo y la Fundación Foresta darán trabajo y formación en empleo verde a 50 personas desempleadas en riesgo de exclusión

28 ago 2018

El Cabildo y la Fundación Foresta darán trabajo y formación especializada en empleo verde durante seis meses a cerca de 50 personas desempleadas con el proyecto Empleo Verde, una acción dirigida a personas de colectivos de difícil inserción laboral que obtendrán una especialización en uno de los sectores profesionales con más proyección de futuro, la economía verde.

Entre agosto de 2018 y febrero de 2019, 48 personas desempleadas formarán parte de este proyecto, financiado con 566.000 euros con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN). Trabajo en taludes, uso de maquinaria forestal, trepa, manipulación de fitosanitarios, producción de plantas en vivero y hasta un total de doce acciones formativas servirán para proporcionar las herramientas que respaldarán a estos trabajadores ante nuevas oportunidades de empleo en este sector de futuro.

Tal y como detalló durante la presentación el consejero de Empleo y Transparencia del Cabildo, Gilberto Díaz, no se trata solo de formar, sino de "dar herramientas que permitan defender cualquier puesto de trabajo en este sector del empleo verde" para afrontar las posibles oportunidades laborales "con seguridad, conocimientos y experiencia".

Los beneficiarios no solo tendrán una oportunidad laboral remunerada para posicionarse como trabajadores forestales, sino que además recibirán una formación específica que otorga la cualificación profesional “de tal forma que, al finalizar los 6 meses de actividad, sean capaces de enfrentarse al mundo laboral en el ámbito forestal” para desarrollar este oficio con rendimientos profesionales, comentó el consejero.

Las categorías profesionales que se acogen a este proyecto incluyen un ingeniero, un administrativo, un capataz general, cinco capataces de cuadrilla, cuatro motoserristas especializados y hasta 36 peones forestales.

Los beneficiarios son miembros de aquellos colectivos sociales con mayor dificultad de inserción laboral, lo que incluye menores de 25 años, mayores de 45 años, mujeres o personas que, por diversas causas, estén en riesgo de exclusión. Provienen de diferentes municipios de la isla, de tal manera que 19 personas acuden desde Las Palmas de Gran Canaria, ocho de Telde, cuatro de Arucas, cuatro de San Mateo, cuatro de Santa Brigida, dos de Tejeda y uno de Agüimes, Firgas, Gáldar, Moya, San Bartolomé de Tirajana, Santa María de Guía y Teror.

El gerente de la Fundación Foresta, Sergio Armas, destacó el beneficio añadido que supone una actividad de este tipo, ya que la acción “redunda necesariamente en resultados ambientales importantes” para Gran Canaria, medibles en número de hectáreas tratadas, árboles plantados y en “las distintas acciones de tratamiento forestal como riegos y otros trabajos de restauración” que tanto bien hacen a la Isla.

Los trabajos se desarrollarán tanto en fincas públicas como privadas, repartidas por toda la isla, que estén disponibles para el proyecto y que justifiquen la necesidad de ser restauradas ambientalmente.

Como toda la acción formativa está orientada a dar una cualificación profesional que sitúe a las personas beneficiarias en una posición ventajosa frente a futuras ofertas de empleo, el Cabildo no solo proporcionará herramientas y conocimientos básicos, técnicas de trabajo, de seguridad y especialización forestal, sino que además reforzará el factor personal con aprendizaje en gestión emocional, trabajo en equipo, reconocimiento de las propias potencialidades, técnicas de eficiencia y productividad, actitud positiva y polivalencia en el trabajo, entre otros valores.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes