El papel de la mujer en la emigración a Cuba, bajo la mirada de los estudiantes de Gran Canaria

16 jun 2017

El alumnado de los Institutos Villa de Firgas, Saulo Torón en Gáldar e IES Guía han puesto el broche final al proyecto ‘La escuela rescatando las voces de la orilla’, del programa Granca Educa del Cabildo de Gran Canaria, con un acto en el que han homenajeado el papel de la mujer en la emigración de Canarias a Cuba a través de la música creada por ellos mismos, y de la representación de escenas propias de la época.

A lo largo del curso escolar y con la colaboración del profesorado, los alumnos han rescatado relatos de sus antepasados, familiares y conocidos y han desarrollado actividades de creación, difusión y sensibilización a partir de historias rescatadas, que además servirán como herramientas y material didáctico para futuros trabajos etnográficos.

La consejera Educación y Juventud del Cabildo, María Isabel Santana, felicitó a los alumnos y les agradeció su implicación en un episodio fundamental en la reciente historia de Gran Canaria. “Les doy la enhorabuena por comprometerse con una de nuestras señas de identidad como pueblo”, añadió.

La iniciativa, dirigida por Iris Carballo y coordinada por el músico Arístides Moreno, rescata la historia oral y promueve el debate y la cooperación entre los estudiantes, lo que permite además el desarrollo de su capacidad lingüística, oral y escrita.

Además los participantes han accedido al conocimiento histórico de una manera innovadora, con la toma de contacto con el medio de forma mucho más participativa, lo que genera una mayor implicación por su parte.

La emigración de familias canarias a Cuba a partir de los años 30 del siglo XX ha supuesto un proceso de intercambio cultural que ha enriquecido ambas orillas del Atlántico y también ha llevado aparejados ciertos fenómenos sociales poco conocidos, como la experiencia de las mujeres que se quedaron en Canarias al emigrar sus maridos, padres, o hermanos, con consecuencias sociales, políticas, y económicas.

El año pasado la Consejería de Educación y Juventud del Cabildo desarrolló una primera fase del proyecto, ‘Mujeres de sal entre dos orillas’, en los institutos Domingo Rivero de Arucas, Doramas de Moya y el Instituto de Teror, y este año ha llevado a cabo la segunda fase de nuevo entre estudiantes del Noroeste debido a la gran oleada migratoria de esta parte de la Isla.

Con esta segunda fase se da continuidad al proyecto para que los jóvenes empaticen con la situación de las mujeres tanto en el pasado como en el presente, al mismo tiempo que redescubren nuestra cultura e interactúan con sus anteriores generaciones.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes