El Programa LIFE Rabiche culmina con éxito y el compromiso del Cabildo de Gran Canaria de continuar cinco años más

09 may 2018

El Programa LIFE Rabiche para reintroducir esta especie endémica de paloma silvestre en el ecosistema de Gran Canaria culmina con un porcentaje de éxito que duplica el objetivo inicial, así como el compromiso del Cabildo para continuar con la recuperación de su hábitat natural, el bosque de Laurisilva de la antigua Selva de Doramas, al menos durante cinco años más.

El informe Layman presentado este miércoles a modo de cierre del proyecto sintetiza el desarrollo de un ambicioso plan que tenía entre sus objetivos la cría en cautividad de 120 ejemplares de paloma rabiche y que ha culminado con la suelta de 261 ejemplares, así como la plantación de unos 175.000 árboles para restaurar un ecosistema que en un principio cubría 19.000 hectáreas y que, tras la conquista de la isla, fue talado paulatinamente hasta quedar en un 1 por ciento de su superficie original a mediados del siglo pasado.

La estrecha colaboración entre la administración pública y los propietarios de terrenos para avanzar en la reforestación de Gran Canaria es una de las principales razones del éxito de este proyecto, tal y como destacó el consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, quien puso la coordinación entre el Cabildo y la Heredad de Aguas y Arucas y Firgas  como ejemplo de colaboración de custodia del territorio. 

Una vez ejecutado el proyecto, el Cabildo destinará 260.000 euros al año en la continuación del proyecto a través del Post-LIFE.

Las perspectivas de la Institución insular para los próximos cinco años pasan por proseguir con la recuperación forestal de la antigua selva de Doramas mediante el cuidado y riegos del bosque ya plantado y, a su vez, aumentar la superficie verde con la plantación de otros diez mil nuevos árboles cada año con la colaboración de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, también socio del proyecto original. Para esta acción, el Cabildo destinará de 147.000 euros al año.

Asimismo, el Cabildo continuará con la cría de al menos otras 150 palomas rabiche que soltará en el monteverde grancanario, cuya inversión asciende a 87.000 euros anuales. Para las tareas científicas y de seguimiento de campo de la población de palomas el Cabildo destina otros 25.000 euros año.

El Informe Layman está contemplado dentro de la financiación ordinaria que otorga el Programa LIFE+ de la Unión Europea y su función es sintetizar y dar cuenta informativamente respecto de los logros obtenidos tras la conclusión del Proyecto LIFE.

El Proyecto LIFE-Rabiche fue concedido en noviembre de 2013 y ha tenido una duración de 4 años, con un presupuesto cofinanciado al 50 por ciento entre la Unión Europea y la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo de Gran Canaria. El presupuesto ascendió a 1,4 millones de euros y para su ejecución el Cabildo de Gran Canaria contó con dos socios ante la Unión Europea.

La empresa pública Gesplan proporcionó la contratación y formación necesaria para el personal destinado a las restauraciones del hábitat y la adquisición de maquinaria y vehículos, así como las tareas de enlace para gestiones administrativas y contables tanto entre el personal técnico del proyecto como el de la Comisión Europea del Programa LIFE.

Por otra parte, la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, entidad privada,  permitió al Cabildo plantar en sus propiedades más de 350 hectáreas del futuro bosque de laurisilva en el corazón del Parque Rural de Doramas, dentro de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos, sin cuya colaboración el proyecto no habría sido posible.

Como participantes igualmente necesarios, ha sido fundamental la colaboración de la Universidad de La Laguna para la ejecución y seguimiento de los estudios científicos, así como la participación activa del Cabildo de La Palma que cedió los huevos de paloma rabiche para reintroducirlos en Gran Canaria, además de su experiencia sobre el terreno a la hora de tratar a esta especie. 

Como perspectivas de futuro, el Cabildo estudia la posibilidad de diseñar un proyecto LIFE-Turqué para reintroducir la otra especie de paloma endémica, la paloma turqué, más específica del monteverde o laurisilva canaria.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos