En vigor el pionero contrato para el suministro eléctrico 100 % renovable del Cabildo de Gran Canaria con Endesa

12 ene 2017

El Cabildo de Gran Canaria y Endesa han firmado un contrato que establece que el 100 por cien del suministro eléctrico de los edificios insulares procederá de fuentes renovables, lo que será certificado cada año por el Ministerio de Industria, tras un concurso pionero en Canarias que promueve la penetración de las energías renovables.

Otra buena noticia es que Gran Canaria produce energía limpia suficiente para abastecer este contrato e incluso a otros de las entidades que se quieran sumar a este ejemplo con el que el Cabildo dejará de emitir a la atmósfera 24.000 toneladas de CO2, el equivalente a las emisiones de 1.300 hogares, según la estimación de Endesa.

Por este motivo, el presidente insular, Antonio Morales, y el director general de Endesa en Canarias, Pablo Casado, no ocultaron su satisfacción por entrada en vigor de este contrato el 1 de enero por todo lo que conlleva en cuanto a reducción de emisiones, promoción de las renovables e incluso ahorro económico, ya que la factura insular bajará 375.000 euros al año a los que se sumarán 160.000 por las medidas de eficiencia, más de medio millón de euros en total.

El Cabildo licitó, con unas bases que exigían la procedencia verde, una potencia de 37 megavatios hora de los que 36 fueron adjudicados a Endesa por 5,9 millones de euros y un lote de un megavatio hora a Iberdrola por 125.000 euros. El contrato es por un año renovable a otro, explicó el presidente junto al consejero de Presidencia y Hacienda, Pedro Justo, y el director comercial de Endesa en Canarias, José Antonio Lucendo.

Es objetivo estratégico de la Institución insular, subrayó Morales, potenciar las energías renovables en el marco del proyecto de ecoisla del Cabildo, para lo que ha creado el Consejo de Insular de la Energía y trabaja en diversidad de frentes como la instalación de plantas eólicas y fotovoltaicas en Infecar y los Ecoparques Norte y Sur. 

En esta senda, “este es otro paso muy importante, el contrato favorece la penetración de renovables, reduce la emisión de CO2, lucha contra el cambio climático, genera conciencia y anima a las eléctricas a apostar por las energías limpias”, celebró el presidente.

Pablo Casado agregó que para Endesa también es una enorme satisfacción haber podido preparar una oferta competitiva con las exigencias del concurso, un “pliegue ciertamente innovador” que consolida a la compañía como principal proveedor de organismos públicos en Canarias y principal comercializador de energías limpias en las Islas, donde nunca antes se había firmado un contrato de esta envergadura.

Subrayó, asimismo, que la filosofía del contrato coincide con la de la compañía, que pretende seguir reduciendo las emisiones de CO2 hasta anularlas del todo en 2050, un objetivo que está al 75 por ciento en el conjunto de sus producciones y solo al 10 en Canarias, si bien la previsión es incrementar cada vez más este porcentaje.

Entre las medidas de eficiencia, la empresa destacó que instalará en 23 edificios del Cabildo baterías de condensadores, que eliminan de la factura la denominada energía reactiva para sumar esos otros 160.000 euros de ahorro anuales.

El contrato afecta al suministro del Servicio de Obras Públicas, el de Instalaciones, Medio Ambiente, al Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, al Instituto Insular de Deportes, Infecar, Fedac, Patronato de Turismo, CAAM, Mataderos, Valora, Consorcio de Viviendas, Autoridad Única del Transporte, Fundación Juan Negrín, Orquesta Filarmónica y Teatro Cuyás, centros que se podrán incrementar durante la vigencia del contrato.

En cualquier caso, el Cabildo y Endesa animaron a la población no solo a apostar por las renovables, sino a hacer un uso más eficiente, a ahorrar, puesto que la energía más verde que existe es la que no se consume.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes