Escolares de La Aldea y Telde descubren las ventajas de los coches eléctricos y los tipos de energías renovables que hay en Gran Canaria

14 jun 2018

Más de un centenar de escolares aprendió hoy la importancia de ser más responsables con el uso de los recursos, que los vehículos eléctricos son fabulosas máquinas que no contaminan y cuáles son las energías renovables disponibles en la Isla y lo hicieron en el marco de la jornada Gran Canaria Sostenible organizada por el Cabildo para concienciar a los más pequeños sobre las alternativas a los combustibles fósiles y el cuidado del medio ambiente.

Procedentes del CEIP La Cardonera de La Aldea y Maestro Félix Santana de Telde con edades de 10 a 12 años, escucharon atentamente las explicaciones del consejero de Energía, Raúl García Brink, quien les explicó que la sostenibilidad no implica solo utilizar energías limpias sino también consumir menos para ser más eficientes y evitar el calentamiento global, y que ellos eran fundamentales para lograr cambiar el modelo energético.

Los pequeños conocieron también los beneficios que tienen los vehículos eléctricos como que son más silenciosos, no tienen emisiones contaminantes, requieren de menos mantenimiento y son más confortables, además de que no pagan impuestos de circulación o son muy reducidos. Asimismo, supieron que en España solo hay un seis por ciento, pero que la previsión es alcanzar el 20 por ciento en 2020 y que si Gran Canaria logra que en 2030 haya 200.000, entre todos se habrá colaborado en propiciar la introducción de las energías renovables, porque alcanzar este volumen es necesario para ello.

El experto en descarbonización Andrés Seco, que llegó a la Isla para dar hoy dos conferencias en el marco de la Semana Europea de la Energía que celebra el Cabildo, les explicó que en Gran Canaria no solo existe la energía solar y la eólica, sino que también puede aprovechar la hidráulica, para lo que se trabaja en la central de Chira-Soria, y la geotérmica, mientras que la nuclear no es renovable porque produce residuos y es contaminante. También precisó qué es la biomasa, un combustible natural para producir energía, como los pequeños cilindros de madera prensada llamados pellet que son utilizados para calefacción o para calentar agua en los hogares.

Seco les explicó que la electricidad no puede almacenarse, por ese motivo los operadores como Red Eléctrica, empresa en la que fue director general de Operación, tiene que producir exactamente lo que los ciudadanos demandan en cada momento del día.

Por lo pronto, solo las pilas y baterías pueden guardarla, en cantidades pequeñas, de ahí que los coches eléctricos sean tan importantes, ya que cogerán la energía renovable que se produce por la noche cuando estén enchufados cargando y la gastarán por el día, lo que en la práctica es tomarla para almacenarla gasta el momento de gastarla, o lo que es lo mismo, formar entre todos una enorme pila de almacenamiento.

El conferenciante señaló que los medios de transporte como el barco, el avión y los coches son muy contaminantes al consumir gran cantidad de combustible fósil, así que auguró que la generación de los oyentes llegaría a ver volar aviones eléctricos.

Tras concluir las charlas, los estudiantes del colegio de Telde probaron en el aparcamiento de Infecar cómo es viajar en un vehículo eléctrico y posteriormente descubrieron el ciclo del agua durante una excursión a la desaladora de Pozo Izquierdo y a la depuradora del Polígono de Arinaga de la Mancomunidad del Sureste.

Por su parte, los escolares de La Aldea tuvieron el privilegio de visitar del Parque Científico Tecnológico Comarcal del Norte de Gran Canaria en la Punta de Gáldar para conocer la planta solar fotovoltaica en construcción junto a la presidenta de la Mancomunidad, María del Rosario Marrero, el alcalde de La Aldea, Tomás Pérez, y la alcaldesa accidental de Gáldar, Ana Teresa Mendoza.

Estudiantes de FP realizan una instalación eléctrica para un concurso

Mientras los más pequeños disfrutaban de estas actividades, cinco estudiantes de Formación Profesional comenzaron la competición del Concurso de Jóvenes Instaladores que elegirá al representante para participar en el certamen nacional que será en Madrid en noviembre.

Los alumnos de El Calero, Felo Monzón Grau-Bassas, Domingo Rivero, San Cristóbal y Majada Marcial tenían que demostrar a lo largo de ocho horas que son capaces de hacer la instalación de una vivienda, desde el cuadro central hasta tomas de TV, teléfonos y datos, además de enchufes, luces, un sistema de persianas eléctricas y, como novedad en esta ocasión, adaptarla a un sistema fotovoltaico.

Un jurado comprobará si funciona correctamente, además de valorar el ahorro de material, la estética y la limpieza, entre otras cuestiones. El ganador se dará a conocer durante la tarde, dedicada al público adulto, y competirá a nivel nacional.

Enlaces relacionados
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes