Gran Canaria tiene un potencial “impresionante” para ser vanguardia mundial en economía azul

28 oct 2015

El Cabildo de Gran Canaria implicará al empresariado para convertir a la Isla en vanguardia mundial en economía azul, según afirmó su presidente, Antonio Morales, quien en su visita al Banco de Algas y el Parque Tecnológico Marino de Taliarte sus científicos le corroboraron que el potencial de la Isla es “impresionante”.

“La economía azul será un sector estratégico en Gran Canaria, que depende en más de un tercio del turismo por insistir en el error de poner todos los huevos en la misma cesta”, declaró junto al consejero de Desarrollo Económico, Energía e I+D+i, Raúl García Brink.

Durante el recorrido, Morales pudo comprobar que el Banco de Algas es referente en Europa, aunque centros de estas características “muchas veces son más valorados desde fuera que desde nuestra Comunidad”, ya que el complejo científico está inmerso en cinco consorcios europeos y cuatro con el Gobierno estatal, y es referencia en diversas líneas de investigación.

El presidente insular se comprometió con el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Regidor, a “aunar esfuerzos porque hay que crear sinergias y proporcionar alternativas al actual sistema económico caduco y obsoleto, las circunstancias nos obligan a ser innovadores”, por lo que apostó por crear oportunidades desde la iniciativa pública que generen inversiones privadas e industria.

Los científicos informaron a los representantes insulares que en apenas 5 años de trabajo, el Banco de Algas cuenta con un catálogo de 1.528  cepas, la mayoría sin describir en Canarias ni para la ciencia, no ensayadas previamente, lo que abre un mundo de posibilidades de descubrimientos para la nutrición, la cosmética y la medicina.

Y es que, al contrario que pasa con los grandes vegetales, en los que el 90 por ciento de las sustancias son redescubrimientos, en el mundo de las algas, ese es precisamente el porcentaje de sustancias desconocidas.

En Taliarte se estudian sus características, usos, posibilidades de cultivo, condiciones y cada cepa ofrece a su vez un mundo de posibilidades para ser convertidas en interés industrial, como el que se investiga en el proyecto “Sea colors”, por encargo de una industria textil que busca en las algas nuevos pigmentos.

El Banco de Algas ya comercializa de hecho las cepas, sus productos van desde la venta de la propia cepa, a un litro de cultivo, al extracto o el ADN, o incluso “dos gramos de cianobacterias”, lo que genera ingresos propios para la gestión del centro, detallaron los investigadores.

Además, hay que adelantarse al cambio que se avecina, en el que los estudios aseguran que en 25 años las características de las aguas superficiales de Canarias habrán cambiado inducidas por las modificaciones climáticas, como la rotación hacia el este de los alisios con importantes afecciones en la temperatura.

La acuicultura, la necesidad de no agotar las pesquerías naturales, no seguir esquilmando los bancos pesqueros o poder atender el incremento de demanda mundial de proteínas, son solo parte del futuro azul de Gran Canaria en el que ya trabaja la Consejería de Desarrollo Económico, Energía e I+D+i.

 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes