La familia Trujillo Castellano contribuye al turismo de calidad con su nuevo Hotel Doña Luisa dedicado a Gran Canaria

18 jul 2017

El Hotel Doña Luisa dedicado a Gran Canaria fue inaugurado hoy con imágenes de ensueño que deleitarán a sus clientes desde el techo de sus habitaciones, cada una dedicada a un municipio, roque, playa o risco, en un edificio restaurado bajo parámetros de calidad, por lo que el presidente del Cabildo, Antonio Morales, agradeció a la familia Trujillo Castellano su contribución a generar turismo de calidad.

Con imágenes cedidas por el Cabildo de Gran Canaria que se iluminan para crear un ambiente que a más de uno transportará al Roque Nublo, al Bentayga o al Cenobio Valerón, se trata del quinto hotel del grupo y el primero en la capital grancanaria, a pocos metros de la Playa de las Canteras, una apuesta que la familia hace porque Las Palmas de Gran Canaria “siempre ha sido una ciudad hermosa, con todas las facultades para ser la capital del Atlántico por sus playas, su clima, su puerto y su emblemático barrio de Vegueta”, manifestó Alberto Trujillo, portavoz de esta empresa familiar.

Es “la ciudad más importante de Canarias y de la Macaronesia” y su reflorecimiento se palpa en diversidad de rincones en los que los nuevos locales y el ambiente revelan que la capital camina hacia la recuperación “del lugar que nunca debió haber perdido”, agregó Trujillo, quien avanzó que el grupo ya piensa en el siguiente hotel, en esta ocasión dedicada a la abuela paterna del clan, Doña Elvira, tras este establecimiento dedicado a la matriarca de los nueve hermanos Trujillo Castellano.

Antonio Morales, que inauguró este nuevo establecimiento junto al alcalde capitalino, Augusto Hidalgo, y parte de sus equipos para respaldar esta iniciativa, subrayó que Gran Canaria atraviesa un gran momento turístico con la recepción de más de 4 millones en un año, un volumen que no deja de aumentar y que hay que atender sin calificar ni un metro de suelo más.

Gran Canaria, prosiguió, es un enclave con un territorio frágil que lidera la rehabilitación turística en el archipiélago y que posee una naturaleza esgrimida como una de sus grandes fortalezas ante el turismo de calidad, que cada vez valora más la sostenibilidad, por lo que ofertas como este hotel en un edificio rehabilitado se tornan un atractivo más para los visitantes.

A ello se suma el esfuerzo que realiza la empresa por transmitir los valores de Gran Canaria, su identidad, sus paisajes y su biodiversidad, por lo que Morales reiteró su reconocimiento a esta familia, inmersa además en la rehabilitación de tres de sus hoteles en el sur de la Isla.

“El plus cultural es el único camino para que el turismo no sea solo una mera vía de supervivencia”, manifestó Trujillo, quien explicó que por ello el hotel está impregnado de frases y sentimientos que todo grancanario posee y que serán trasmitidos así a sus huéspedes, una forma, además, de sumarse a la célebre máxima transmitida por Fernández de la Torre de “hacer de la vida una obra de arte”.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes