La mayor planta fotovoltaica de Gran Canaria en suelo producirá en energía limpia en el norte desde marzo

28 dic 2017

La mayor planta fotovoltaica en suelo de Gran Canaria estará en funcionamiento en el norte marzo de 2018 y evitará que sean vertidas a la atmósfera más de 320 toneladas de CO2 y, además, es la primera planta pública, ya que es resultado de la colaboración del Cabildo, la Mancomunidad del Norte y el Ayuntamiento de Gáldar.

El proyecto tiene un presupuesto de 770.000 euros aportados por el Cabildo a través del Plan de Cooperación con las Mancomunidades, en este caso la del Norte, cuyos diez alcaldes decidieron por unanimidad destinar su partida a este importante proyecto medioambiental que ha contado con la cesión, por parte del Ayuntamiento de Gáldar, del terreno de 10.000 metros cuadrados en el Parque Tecnológico del Norte, de los que 5.000 metros cuadrados serán ocupados por esta instalación.

La energía será vertida a la red y generará a la Mancomunidad unos ingresos estimados de 70.000 euros anuales, y además se contempla la investigación, para lo que habrá dos tipos de placas y también se estudiará la influencia de la cercanía del mar.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, subrayó junto al consejero de Cooperación Institucional, Carmelo Ramírez, y de Energía, Raúl García Brink, que la Institución ha puesto en marcha el Plan Transforma, un ambicioso plan de obras con 456 millones euros de inversión que incluye los 18 millones anuales del Plan de Cooperación con los Ayuntamientos y, por primera vez, con las Mancomunidades, que cuentan con un millón de euros al año de esos 18 millones.

La Mancomunidad del Norte destinó el año pasado esta cuantía a proyectos de ahorro y eficiencia energética, “probablemente la mayor revolución a la hora de lograr menor consumo y contaminación –prosiguió Morales-, y este año da un paso más y contribuye a la isla que defiende el Cabildo, una ecoisla en el que las energías renovables juegan un papel fundamental, y además dan ejemplo a las demás instituciones”.

Morales subrayó que, además de generar energía limpia y contribuir a la lucha contra el cambio climático, es una energía altamente competitiva, puesto que la fuente es el inagotable sol y tiene un coste de unos 80 euros el megavatio hora frente a los 200 que cuesta producirla a partir de petróleo, tanto es así que países como Alemania y el Reino Unido, con muchísimas horas menos de radiación solar, han apostado fuertemente por esta opción.

El presidente de la Mancomunidad del Norte, Pedro Rodríguez, calificó el inicio de las obras como “magnífica noticia” por los beneficios medioambientales y también económicos, porque los 70.000 euros anuales  revertirán en el norte.

Más de 1.600 módulos

De este modo, la planta contará con 1.674 módulos fotovoltaicos con una potencia de 452 kilovatios, aunque tiene capacidad de crecimiento hasta 1.850 módulos y 500 kilovatios de potencia.

A ello se suman los inversores, los equipos para transformar la energía en corriente alterna para verter a la red, serán cuatro inversores trifásicos de cien kilovatios y tres de 25.

Serán necesarios también varias casetas auxiliares, la primero para la ubicación de los cuadros y los inversores, el segundo para un grupo hidrocompresor y aljibe para garantizar el correcto mantenimiento de los módulos, el tercero irá destinado a la estación transformadora y, finalmente, será necesaria una red de media tensión para conectar la estación a la red de distribución, que recibirá el equivalente al consumo de 150 viviendas.

Enlaces relacionados
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes