Las bombonas y bengalas deben que ser depositadas en puntos de recogida selectiva porque entrañan grave peligro

01 nov 2017

Los materiales de desecho inflamables son un serio peligro para la seguridad de los trabajadores de los ecoparques, hasta el punto de que el Cabildo hace un llamamiento especial a la responsabilidad de las empresas, y ciudadanía en general, para que eviten tirarlos al contenedor general.

Es el caso de bombonas de camping gas o bengalas náuticas, pero también de los residuos tóxicos como pinturas, disolventes, aceites de motor, baterías o envases contaminados generados en los hogares.

Este tipo de materiales de desecho debe depositarse siempre en los puntos limpios y no en el contenedor general. En cuanto a las bengalas náuticas, la Autoridad Portuaria de Las Palmas y todos aquellos puertos dependientes de Puertos Canarios cuentan en sus recintos con contenedores específicos para la recogida.

El consejero insular de Medio Ambiente y Emergencias, Miguel Ángel Rodríguez, resalta el hecho de que estos residuos, tratados de manera incorrecta, “ponen en riesgo la salud y la seguridad de las personas que trabajan en los ecoparques” ya que son susceptibles de provocar explosiones e incendios en zonas de trabajo “que solo se pueden evitar con la conciencia ciudadana”.

El Cabildo recuerda que, de acuerdo con la Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados, la actividad comercial o industrial que genere residuos peligrosos tiene la responsabilidad exclusiva de su gestión y deber entregarlos a los gestores autorizados.

Asimismo, Rodríguez recordó el “importantísimo beneficio” que supone para la ciudadanía en su conjunto la correcta gestión y reciclaje de los residuos e insistió en la necesidad de utilizar convenientemente los ocho puntos limpios con los que cuenta la isla.
 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes