Las firmas consagradas y Ruiz de la Prada inundan de color y sofisticación la segunda jornada de la Semana de la Moda de Baño

15 jun 2018

Las luces volvieron a encenderse esta tarde para recibir en la Semana de la Moda Baño de Gran Canaria el espectáculo de las firmas consagradas en un derroche de imaginación, color y sofisticación con varias presencias destacadas entre el público como la diseñadora María Escoté y el conocido estilista Josie. Tampoco faltaron las influenciadoras y blogueras Lucía y Elena Cuesta y María Bernat que se unieron en la primera fila a Rocío Osorno y Ana Moya.

Un exquisito José García abrió la sesión con una colección que lleva por nombre After Swim. Se trata de la primera colección de baño de este elegante diseñador que busca su hueco en el momento posterior al baño. Bikinis y bañadores ya no son solo prendas para nadar, sino para vestir y lucir. Acompañados de accesorios y complementos se convierten en el elemento central de propuestas elegantes para las tardes y las noches de verano.

Sock’m cambió el ritmo de la pasarela con Reback, una colección de prendas aparentemente sencillas pero únicas con costuras situadas en lugares inusuales. La marca mezcla la estética clásica con la moderna tecnología y la vanguardia de la actualidad.

Después llegó el turno de Dolores Cortés, la veterana marca familiar que lleva más de sesenta años en el mundo del diseño y la fabricación de trajes de baño femeninos. Con la colección Patchwork, hace una oda a la individualidad. Los brillos, las composiciones gráficas originales y las diferentes texturas son los protagonistas, mientras los prints de inspiración patchwork ofrecen un nuevo campo de experimentación para la diseñadora, que en los años 80 comenzó a diseñar colecciones de baño. Una base de siluetas sencillas, suficientemente versátiles como para que puedan utilizarse tanto fuera como dentro de la piscina, sorprenden por sus impactantes acabados.

A continuación, entraron en escena los modelos del también veterano diseñador grancanario Lucas Balboa, que comenzó su formación en el mundo de la moda entre Madrid y Milán en los años 90. Su nueva colección masculina con la colección Mechanic Love transporta el mundo de la mecánica a los looks de playa. La colección se compone de bañadores, sofisticados batines para la playa, camisetas, polos e incluso chaquetas, pantalones y chalecos para los estilismos más elegantes, propios de las últimas horas de la tarde, en la piscina del club. El “azul taller mecánico” es el color estrella de la propuesta, además de los rojos eléctricos intensos, coral y beige.

Tras la sofisticada colección de Balboa entra en acción Dapresa, que ya cuenta con experiencia en esta pasarela y que este año presenta una colección bajo el título de “Meraki” y cuya inspiración principal es el Rap. Tanto los cortes como el estilo de sus prendas recuerdan el look de los intérpretes y de los fans de este estilo musical.

Depresa sorprende y decide mezclar este estilo tan marcado con estampados de estilo asiático y elementos típicos de la estética japonesa como máscaras y pañuelos, creando una colección totalmente multicultural.

A continuación la pasarela se reserva para el romanticismo y la sensualidad de Miss Bikini, puntos fuertes de su última colección enriquecida con prints exclusivos y sofisticados que acompañan a la mujer desde la playa hasta la piscina de un elegante cocktail party.

Entre ellos destaca el print “plumage” que, con su aire salvaje, adorna los kaftanes enriquecidos con flecos para aportar un toque elegantemente étnico. Por otro lado el print “rose” se despliega en etéreos vestidos de noche de algodón ligero y en sensuales bikinis adornados con macramé.

La veterana diseñadora canaria Aurelia Gil plantea en esta última colección “Cápsula A5”, una estética que fusiona la esencia clásica de Japón con la iconografía de su lado más Pop. Flores, mariposas, flores orientales y geishas (típicas de las postales de Ukiyo-e) se mezclan con el anime nipón, las lolitas, la música pop y las nuevas tecnologías del Japón más moderno. Un juego estético que plantea cortes extra femeninos, jugando con las ataduras típicas de las geishas, las asimetrías y los lazos, todo representando el concepto de “envolver”.

Los estampados, que son creaciones de la propia diseñadora, y la minuciosa selección de tejidos aportan absoluta exclusividad a sus diseños, es otra característica propia de esta marca, que se decanta por tejidos naturales y libres de sustancias nocivas.

De la estética japonesa el público pasa a la inspiración de los años 60 que presenta Ory. Esta época de cambios y apertura en el mundo de la moda -donde los protagonistas absolutos eran los colores brillantes, los bolsos de playa de grandes dimensiones, las llamativas gafas de sol- vuelve en los diseños para el verano 2019, enriquecida con nuevos tejidos y siluetas.

La línea “black & withe” se presenta como una capsula dentro de la colección, incluyendo las propuestas más sexy que dejan mucha piel al descubierto: los bikinis más atrevidos son enriquecidos con volantes y incrustaciones de encajes para añadir un toque romántico.

Agatha Ruiz de la Prada salta a la pasarela de  Moda Cálida con explosiones de color y optimismo. Una colección única de baño que no ha defraudado. Sus diseños únicos invitan a darse el chapuzón más refrescante y divertido del verano.

Ruiz de la Prada presenta una mujer siempre alegre y elegante con bikinis y trajes de baño inspirados en España. Banderas, madroños y aros fueron los protagonistas de esta emocionante serie. Mucho brillo de lentejuelas y licras metálicas fueron las protagonistas. En su desfile volvieron a aparecer los hombres de la manera más insólita y sexi posible luciendo bermudas coloristas fabricadas con exclusivas telas de tapicería de Visatex, combinadas con tejidos de plástico, algodón y seda.

Llega después el turno de la extrema sensualidad con la nueva colección de Gonzalez llamada “Naná”. La aplicación de volantes, lentejuelas mate y fogonazos de color por un lado, y las prendas muy ambiguas, de corte clásico y minimalista por otro, hacen de ésta una colección muy contemporánea en la que predominan el negro y blanco roto, el rosa en diferentes versiones maquillaje, oro, plata y bronce mate, amarillo ácido y rojo. En cuanto a los materiales utiliza seda, tul, encaje y algunos tecnológicos.

Maldito Sweet cierra la pasarela del viernes. La quinta colección de la diseñadora Nicole Mentado Burman denominada con el nombre de su tierra natal, las Islas Canarias y su cielo nocturno son el punto de partida para la creación de esta propuesta de moda baño para el verano 2019. Una colección extremadamente femenina y transgresora creada a partir de una combinación de lycras, transparencias, plumas y avalorios. Bikinis, bañadores y otros complementos rendirán homenaje a las estrellas y a las cálidas noches de verano.

El sábado la jornada dará comienzo a las 11.30 horas con la presencia de los niños en la pasarela, auténticos protagonistas de la mañana por su desparpajo y por la tarde se reanudarán a las 16.00 horas con la presencia nuevamente de las firmas consolidadas para encarar el cierre de esta edición de consagración.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes