Los expertos de la UNESCO adoptan casi una veintena de recomendaciones finales en su encuentro en Gran Canaria

25 may 2018

Los expertos de la UNESCO reunidos en el Encuentro Internacional de Expertos sobre Patrimonio Astronómico y Lugares Sagrados aprobaron anoche un documento, denominado Recomendaciones de Gran Canaria, que recoge casi una veintena de encomiendas para salvaguardar los sitios del mundo con valores astronómicos y sagrados.

En el acto de clausura, Carlos Ruiz, consejero insular de Cultura, subrayó a los investigadores y participantes que uno de los estudios, el presentado por los arqueólogos Julio Cuenca y José de León, es el caso de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, que se encuentra ahora en fase de evaluación por parte de la UNESCO.

Junto a Ruiz intervinieron Ana María Hernández, directora de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, y Anna Sidorenko, responsable en la UNESCO del Legado de Interés Religioso, quien destacó la novedad que ha supuesto este encuentro ya que por primera vez se ha convocado una reunión “transtemática” que reúne dos iniciativas diferentes porque hay conjuntos que aúnan ambos valores.

Las iniciativas del Centro de Patrimonio Mundial aunadas en el encuentro organizado por el Cabildo de Gran Canaria con la UNESCO y apoyo del Gobierno regional y estatal, han sido la iniciativa Astronomía y Patrimonio Mundial y la iniciativa sobre Patrimonio de Interés Religioso. Esta transversalidad protagoniza precisamente la primera recomendación que recoge la redacción del documento aprobado.

Los expertos trabajaron para consensuar la redacción del escrito propuesto que ahora está en fase de redacción final para después traducirlo a los diferentes idiomas de forma oficial. La redacción final tiene que añadir notas a pie de página, referencias a decisiones del comité y documentos entre otras informaciones y referencias.

Debates previos a la redacción del documento

Durante las sesiones, uno de los puntos recurrentes fue que el cielo no es patrimonio de nadie en particular sino un patrimonio común. La distinción se marca en el paisaje, el territorio o el patrimonio inmaterial que lo interpreta según las sociedades en diferentes partes del mundo o a lo largo de la historia.

Las últimas sesiones del Encuentro Internacional de Expertos sobre Patrimonio Astronómico y Lugares sagrados en Gran Canaria han recogido los debates anteriores a la redacción y aceptación final de las recomendaciones oficiales del evento. Los expertos han expuesto sus puntos en común y debatido sus diferentes puntos de vista.

“Podemos estar ante nueva generación de bienes interconectados con el cielo que tienen cierta complicación añadida y que requieren nuevas aproximaciones para su reconocimiento y para su gestión”, declaró Cipriano Marín, consultor de la UNESCO. Además, recordó que las islas están infrarrepresentadas en la lista mundial. También abogó “por una renovación con introducción de métodos actuales como los sistemas de información geográfica avanzados”.

Felipe Criado-Boado, presidente de la Asociación de Europea de Arqueólogos y miembro del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), mostró su inquietud “por las dificultades prácticas de los enclaves por su naturaleza frágil, hay que preguntarse por los valores y significados, pero también por cuáles son las expectativas de las personas que desempeñan un papel en el proceso, qué esperan”.

Juan Antonio Belmonte, doctor en astrofísica, opinó que “es necesario incorporar el valor astronómico a la lista, ejemplo de ello es Risco Caído, Chankillo y el caso de Menorca”. Michael Turner, que desempeña la cátedra de la UNESCO de Diseño Urbano y Estudios de Conservación, distinguió entre atributos, valores e inventarios como aspectos diferenciados a tener en cuenta.

Además, abogó por la divulgación de la información de forma sencilla para llegar al público.
El vicedecano del Observatorio del Vaticano, Paul Mueller, defendió la dualidad del misterio ya que para la ciencia es algo a resolver y eliminar, pero que en el ámbito popular no es algo que se quiera descartar, sino que se desea profundizar en ello. La ciencia es algo racional pero no hay que permitir que todo lo demás sea calificado como irracional.

Clives Ruggles, presidente del Grupo de Trabajo Internacional sobre Astronomía y Patrimonio Mundial, alertó que si no se respeta la visión indígena de los enclaves o sitios propuestos se estará actuando de forma colonialista y reclamó dar voz a los actores de los territorios. Michel Cotte, miembro del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), destacó la transversalidad entre la existencia de un patrimonio tangible y otro intangible que a su vez se dividen en otras secciones y es necesario un análisis comparativo.

La dinámica de las reuniones consistió en varias sesiones compuestas de media docena de presentaciones de casos prácticos de enclaves situados por todo el planeta. En una segunda etapa, uno de los participantes se encargó de resumir los aspectos de cada sesión de presentaciones para después ponerla en común con el resto de investigadores, quienes intervinieron con sus opiniones y generar un enriquecedor debate. En la tercera fase, tras revisar todas sesiones, se sometió a consideración un borrador de las recomendaciones del congreso que vuelve a debatirse párrafo a párrafo y posteriormente redactan las recomendaciones finales del encuentro, que una vez complementadas y traducidas, se presentarán en la sede parisina de la UNESCO.
 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes