Los Presa grancanarios, referentes en fuego técnico, instruyen a los bomberos de Granada

13 oct 2015

Los especialistas del Cabildo de Gran Canaria en la extinción de fuegos forestales, los Presa, son referentes a nivel europeo en el uso técnico del fuego, utilizado tanto para combatir  los incendios con el propio fuego, como para limpiar los montes en invierno, y esta semana han compartido una vez más sus conocimientos al instruir a sus compañeros de Granada.

No es la primera vez que forman personal de otras autonomías y, de hecho, son encargados de formar a la Unidad Militar Española en sus Cursos Avanzados de Manejo del Fuego, ya que el personal del Cabildo de Gran Canaria es uno de los más especializados de España y Europa toda vez que la Isla es uno de los lugares más complejos del continente de defender del fuego por su orografía y la dispersión de su población.

La quema técnica en invierno es una de las labores preventivas más importantes, según explica el analista de incendios de la Consejería de Medio Ambiente, Federico Grillo, ya que estos fuegos controlados de baja intensidad permiten reducir la carga de combustible forestal y disminuyen el comportamiento extremo de los incendios en verano.

Grillo agrega que esta Unidad Operativa de Fuegos Forestales (UOFF) es referente en Europa tanto por haber sido pioneros en 2002 en el uso del fuego prescrito como por haber desarrollado la técnica, lo que se suma a diversidad de innovaciones introducidas en España a través de Gran Canaria.

Por todo ello, tras el curso internacional ofrecido en Gran Canaria con asistencia de diversidad de países en 2009, se establecieron diversos vínculos como el que dio lugar a convenios con la Unidad Grafor, Granada Forestales, por el que un grupo se ha trasladado del 4 al 9 de octubre a Gran Canaria para integrarse en con los Presa y formar parte de las labores efectuadas en Artenara, donde se han alojado.

“Nuestra relación con los Presa es un proyecto de formación especial”, manifiesta el jefe del equipo Granfor del Ayuntamiento de Granada, Alejandro Alcantud, al concluir esta semana formativa.

Y es que además de su labor preventiva, el fuego prescrito mejora los pastos y la restauración forestal, y permite un entrenamiento adicional  para, en verano, combatir el fuego con fuego mediante una técnica peligrosa pero que los grancanarios manejan con perfección.

Así, esta semana han realizado quemas en un área de 15 hectáreas preparadas durante el verano de las que han quemado 60.000 metros cuadrados, lo que les ha permitido pulir la técnica en bajos arbolados, en las que los Presa son también especialistas por su experiencia en quemas en pinares.

 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes