Los vecinos de Caserones Altos cuentan con la primera marquesina para el transporte público tras 12 años de espera

13 jul 2017

Los vecinos del barrio de Caserones Altos en el municipio de Telde cuentan con la primera marquesina para el transporte público regular de viajeros después de 12 años desde que comenzaron a reclamarla gracias a la actuación finalmente acometida por el Cabildo de Gran Canaria a través de la Autoridad Única del Transporte.

La parada se ha realizado en un tiempo record tras la solicitud realizada por los vecinos en este mandato, subrayó el consejero de Transportes y Movilidad del Cabildo, Juan Francisco Trujillo, en una visita a la marquesina junto al concejal de Tráfico y del distrito de Jinámar del Ayuntamiento de Telde, Abraham Santana, otros miembros de la Corporación y un grupo de vecinos, que mostraron su satisfacción por la rápida actuación.

“Hoy es un día importante para los vecinos de Caserones Altos que no tenían un lugar de cobijo para resguardarse del sol y la lluvia, no solo para el uso del transporte regular sino también para el transporte escolar”, añadió.

La marquesina, con un presupuesto total de 13.000 euros, es del modelo periurbana, con estructura metálica y cubierta de madera y cristal. Para poder disponer del espacio suficiente fue necesaria la ampliación de la acera y además se instaló la señalización de la parada.

En esta zona prestan servicio las líneas 54 y 12 de Global y la parada es utilizada por los vecinos de Caserones Altos en sus desplazamientos hacia Telde y Las Palmas de Gran Canaria.

Trujillo y Santana también visitaron la marquesina que la Autoridad Única del Trasporte ha puesto en funcionamiento recientemente en la calle Fernando Sagaseta del barrio de Jinámar, con lo que la vía, que es extensa y cuenta con numerosas paradas, queda totalmente cubierta de marquesinas.

Se trata de una marquesina accesible de tipo urbano de 6 metros de largo, de metal galvanizado con cristales tintados, protección lateral para el viento y una superficie para evitar la lluvia y con un presupuesto de 11.000 euros.  En este caso también se amplió la acera para disponer del espacio suficiente y se colocó la señalización de la parada.

Prestan servicio en esta zona las líneas 55, 56, 5 y 12 y las utilizan los vecinos en sus desplazamientos hacia Las Palmas de Gran Canaria y Telde principalmente.

Santana agradeció asimismo al Cabildo su implicación en el municipio con estas dos actuaciones. “Dan respuesta a las necesidades de un municipio descentralizado como el nuestro y tenemos que trabajar de manera coordinada para dar respuesta a los las demandas de los barrios”, agregó.

Trujillo destacó además la importancia de la actualización de las paradas para el fomento del transporte público y avanzó que valorará las necesidades planteadas por el edil de Tráfico de dos nuevas marquesinas, una segunda en Caserones Altos y otra en la salida de la zona comercial de Jinámar.

El consejero adelantó que antes de que finalice 2017 el Cabildo adjudicará la obra de instalación de una marquesina en la autopista del Sur, en la zona de Ojos de Garza, con un presupuesto de 220.000 euros, con lo que quedaran instaladas todas las marquesinas previstas en la GC-1.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes