Personas con ceguera experimentarán la sensación de conducir gracias a un proyecto pionero en Canarias de la ONCE con el Cabildo

09 nov 2017

Un grupo de 40 personas con ceguera total o discapacidad visual grave experimentarán las sensaciones de conducir gracias a la actividad ‘Educación vial y conducción a ciegas’ organizada por la Fundación ONCE con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria a través del proyecto Gran Canaria Accesible y la colaboración de la autoescuela Carmelo.

La experiencia, pionera en Canarias, se desarrollará este sábado coincidiendo con el día del sorteo especial del 11 del 11 de la ONCE, en el Circuito de Maspalomas, donde los participantes contarán con 5 coches manuales, cada uno de ellos con un profesional que les acompañarán de forma similar a una clase de conducción práctica de una autoescuela.

No solo tiene un carácter lúdico y de ocio para los participantes sino que además es una oportunidad para que realicen una actividad que en otras condiciones nunca podrían realizar, explicó la consejera de Política Social y Accesibilidad del Cabildo, Elena Máñez, en la presentación del proyecto junto al delegado territorial de la ONCE en Canarias, José Antonio López, y el director de la autoescuela Carmelo, Juan Carlos Reyes.

“Vamos a poder incluir a personas que en otras circunstancias nunca podrían sentir la conducción y hacerles partícipes de una actividad que muchas personas hacemos en el día a día”, añadió.

Además la actividad permitirá analizar y evaluar el desenvolvimiento de los participantes en la realización de la práctica, las sensaciones que experimenten y los resultados específicos de cada uno de ellos.

“Vamos a poder experimentar la sensación de ponernos a los mandos de un coche, sentir la fuerza que tiene un motor, la velocidad, y todo ello con todas las garantías de seguridad”, resaltó José Antonio López, quien agradeció el apoyo del Cabildo y de la autoescuela.

Antes y durante la actividad los participantes recibirán charlas de los profesionales sobre educación vial y sobre las distintas partes de un vehículo, sobre la forma de conducir y sobre los posibles problemas a la hora de acelerar o frenar en curvas.

Juan Carlos Reyes resaltó que es una actividad muy segura en un circuito de 4,5 kilómetros que en algunos tramos cuenta con casi 24 metros de ancho.

“Empezaremos con una fase teórica para quitarles el miedo y transmitirles seguridad, y para explicar el funcionamiento del vehículo, y una segunda parte práctica con el coche inmovilizado para una primera toma de contacto con el volante y luego empezaremos a circular”, detalló.

Por último, Máñez destacó el gran reto en el que está inmerso el Cabildo con la elaboración del primer Plan por la Accesibilidad Universal de Gran Canaria, pionero en las Islas porque es transversal e incluye a todas las Consejerías.

“Son muchas las barreras y los prejuicios en torno a la discapacidad y para lograr que todas las personas puedan ejercer plenamente sus derechos tenemos que eliminar las barreras que lo impiden, uno de los grandes compromisos que hemos adquirido desde el Cabildo”, concluyó.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes