Política Social del Cabildo y la ONG Nuevo Futuro han actuado de inmediato con ajuste al protocolo y coordinación a la Policía Nacional ante un supuesto caso de abuso de menores

18 mar 2017

La consejera de Política Social y Accesibilidad del Cabildo de gran Canaria, Elena Máñez, afirma que ante un presunto caso de abusos sexuales entre menores, “la principal preocupación es proteger al menor, velar siempre por preservar su intimidad y sus derechos mediante la actuación coordinada de todas las administraciones”, para lo que es  necesario actuar “con la máxima celeridad, pero también con toda la cautela necesaria”.

La Consejería de Política Social apuesta por la mejora permanente de la formación a profesionales para la detección y prevención de abusos a menores. Desde 2015 existe un protocolo para la actuación sobre violencia sexual infanto-juvenil dentro de la Guía Técnica para la Organización y Funcionamiento de los Hogares de Acogida de Menores en Situación de Desamparo, implantado en todos los centros de la red de Gran Canaria.

Actualmente también, en coordinación con el Gobierno de Canarias, se está trabajando en la puesta en marcha de un Servicio Regional de Evaluación, Diagnóstico y Tratamiento a Menores Víctimas de Violencia Sexual.

La consejera Elena Máñez insiste en que se ha actuado de manera inmediata, cumpliendo todos los protocolos establecidos ante un supuesto caso de abuso sexual, donde se contempla la denuncia, información a Fiscalía y al Gobierno de Canarias (tutor de los menores y responsable de su atención integral).

Por todo ello, la Consejería de Política Social y Accesibilidad del Cabildo de Gran Canaria aclara, ante un presunto caso de abusos entre menores de un centro de la Red de Acogida Insular gestionado por una ONG, que:

•       Ante la observación de determinadas conductas, se decidió poner en marcha el Protocolo por Abusos Sexuales que recoge la Guía de Acogimiento Residencial del Cabildo de Gran Canaria.
•       Al detectar indicios de un posible delito, se pone denuncia, de forma inmediata, ante la Policía, por parte del guardador legal del centro.
•       En relación a este caso, no se había advertido ningún indicador previo sobre violencia sexual.
•       Las edades de los menores son 14, 13 y 8 años y no 17, 9 y 6 años. Son franjas de edad que permiten la convivencia de los menores en las mismas unidades de convivencia.
•       La tramitación de este caso, desde su detección hasta su denuncia, ha sido acorde al protocolo y ha habido una constante coordinación con la Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional para el esclarecimiento de los hechos denunciados.
•       En estos momentos, el caso está en manos del Juzgado de Menores número 2 de Las Palmas de Gran Canaria.
•       Además, actualmente las presuntas víctimas están siendo atendidas por el Servicio de Atención a las Víctimas de Abuso Sexual del Centro de Orientación Familiar.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes