Solsticio de verano en Cuatro Puertas

20 jun 2018

Cuando los últimos rayos de sol estén desvaneciéndose sobre Montaña Bermeja, la suave luz de la tarde empezará a invadir el  suelo abrasivo descubriendo el protagonismo que cobran entonces las singulares y abundantes cazoletas del yacimiento de Cuatro Puertas.

En la tarde del día 21 de junio un grupo de treinta personas asistirá a la primera de las dos visitas guiadas previstas al citado enclave situado en Telde, con la finalidad de contemplar la entrada de los últimos rayos del solsticio de verano en este espacio venerado por los antiguos pobladores de la isla antes de la Conquistas castellana.

Será una más de las citas previstas en el programa divulgativo denominado ‘Yacimientos Estrella’, que la unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario desarrolla con regularidad por los diferentes complejos arqueológicos de la isla, con la intención de descubrirnos la dimensión de estos espacios sacralizados que dan cuenta del conocimiento celeste (arqueoastronómico) de los indígenas que ocuparon el remoto pasado, donde lo mágico era parte de la supervivencia cultural y económica de la comunidad.

En el transcurso de las tres horas de la visita prevista, además de apreciar la  observación del fenómeno arqueoastronómico, los visitantes podrán recorrer el   conjunto arqueológico  en su totalidad, así como la conocida como Cueva de los Papeles y el conjunto troglodita de Los Pilares. La segunda visita guiada se desarrollará el día 22 de junio.

En días próximos al solsticio de verano,  los rayos solares entran por las puertas orientales en los ortos y por las occidentales en los ocasos, recorriendo el suelo de la cueva y dando el protagonismo a una de esas cazoletas justo antes de que el sol se pierda tras las montañas.

Durante la actividad los asistentes podrán conocer los mecanismos culturales empleados por los antiguos canarios para controlar el tiempo, sus tareas agrícolas, fiestas y desplazamientos, lo que les permitió garantizar su supervivencia y, sobre todo, la perduración de sus formas de vida a lo largo de más de cuarenta generaciones.

El mapa del cielo en las Islas tenía observatorios y marcadores en la geografía de Gran Canaria, que se convirtieron en espacios sacralizados en lugares con especial situación y dominante paisajística. En este mapa de espacios de significado e interpretación del cielo, este complejo arqueológico que domina el naciente de Gran Canaria debió convertirse en un escenario para celebrar y recibir a la deseada estación.

El complejo teldense de Cuatro Puertas lo integran distintas áreas de habitación (cuevas artificiales, zonas de almacenamiento y ámbitos que tradicionalmente se han asociado al culto o a actividades rituales) entre las que sobresale la denominada Cueva de Cuatro Puertas: una cavidad artificial de 17 por 7 metros excavada en la toba y singularizada por la existencia de cuatro aberturas que, además, dan nombre al yacimiento.

En una plataforma artificial ubicada en su exterior sus antiguos pobladores excavaron abundantes cazoletas (o agujeros de postes, si se acepta la posibilidad de que sirvieran para sostener algún tipo de estructura ligera).

YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos.

Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes