Un fabuloso Tesla rojo único en Canarias por su potencia y ahorro, atracción del Salón de Vehículo Eléctrico de Gran Canaria

06 jul 2017

El Salón del Vehículo Eléctrico de Gran Canaria exhibirá desde mañana el único modelo de Tesla de las Islas capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 2,6 segundos, potencia que suma a su importante ahorro en el consumo, uno de los grandes atractivos de la muestra junto a las últimas novedades de coches, motos y bicicletas, y a las conferencias de los pilotos Agustín Payás y Aberto Bosh.

El Cabildo de Gran Canaria organiza este salón, Movelec, para promocionar el uso de vehículos menos contaminantes y ruidosos a través de la muestra de los avances en potencia, autonomía y prestaciones de los últimos modelos de la mano de más de una docena de concesionarios y empresas dedicadas ya a estos medios de transportes por considerar que ya son la única opción posible,  informó el consejero responsable del Consejo Insular de la Energía, Raúl García Brink.

El propietario del flamante Tesla P85D, Juan Díaz, el único que circula por las carreteras de Canarias, participa en Movelec convencido de que este tipo de vehículos sostenibles “son el futuro en el transporte particular y para las empresas”, como en su caso, que adquirió el Tesla para su uso privado, además de cuatro coches y furgonetas para su empresa de servicios ubicada en Tenerife.

Hace dos años Juan Díaz compró este Tesla rojo de cinco puertas, previo encargo en la web de la marca que los fabrica en California, por 100.000 euros convencido de que, con los ahorros que conlleva, equivaldría a pagar 30.000 euros por un coche de motor de combustión. Esta compensación también afecta al resto de las gamas, ya que hoy día ya es más económico optar por el coche eléctrico, máxime dada la ayuda de 5.500 euros habilitada por el Estado.

Juan Díaz hizo cuentas y confirmó que la adquisición estaba justificada en el ahorro que supone no tener gasto por mantenimiento, ya que este coche solo necesita reponer al agua del limpiaparabrisas y el recambio de pastillas de los frenos y de neumáticos, a lo que hay que sumar el ahorro en el consumo, ya que solo precisa electricidad.

Esta energía, aún provenga de centrales convencionales, es menos contaminante que la gasolina o el gasoil, pero además, en la medida en la que los parques eólicos y parques fotovoltaicas se expanden, o que los propietarios ubiquen placas en sus viviendas ahora que Canarias está exenta del impuesto al sol, su consumo será totalmente verde.

Este activista del coche eléctrico quiere dar ejemplo para que también los empresarios opten por la compra de vehículos eléctricos y siempre está dispuesto a dejar las furgonetas de su negocio para que quien quiera “compruebe la gran diferencia que existe en la comodidad, seguridad” y sobre todo, lo silenciosos que son, por lo que una vez que se prueban, es difícil querer otros.

En su opinión, más del 80 por ciento de los vehículos que circulan por las ciudades pueden ser eléctricos y como ejemplo citó zonas como Silicon Valley, la cuna de la marca Tesla, donde los residentes usan coches con motor eléctrico.

Una de las reticencias generalizada que el Cabildo de Gran Canaria se ha propuesto romper es el temor por la autonomía, ya que es de cerca de trescientos kilómetros, lo que implica que con dos euros –cada cien kilómetros consume un euro-, se le puede dar la vuelta a la Isla, por lo que parte de sus esfuerzos lo dirigirá a la formación e información.

En cualquier caso, el Cabildo considera necesario que Gran Canaria cuente con una red insular de recarga y ha iniciado los trámites para instalar la primera quincena, lo que se suma a los ya habilitados en otras dependencias insulares, como en La Granja en Arucas, el Almacén y la cochera, además del punto de recarga de que será inaugurado en Infecar este viernes en la primera jornada del Salón Movelec.

También centros comerciales y ayuntamientos han habilitado una treintena de puntos de recarga gratuitos que se pueden consultar en https://www.electromaps.com, de modo que los usuarios pueden optar por cargar su coche durante la noche, o mientras toman un café en un centro comercial.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes