Los jóvenes del Plan de Empleo de Garantía Juvenil de Gran Canaria se emocionan en la despedida tras 8 meses de convivencia

08 jun 2017

El Cabildo de Gran Canaria celebró hoy el acto de clausura del Plan de Garantía Juvenil en el que los jóvenes participantes se emocionaron al recoger su diploma de manos del presidente insular, Antonio Morales, y de la consejera regional de Empleo, Cristina Valido, conmovidos por las imágenes del tiempo pasado juntos, por los aplausos y los abrazos de los orientadores, igualmente emocionados.

Y es que han sido 8,5 meses casi de convivencia en el que 410 jóvenes han trabajado y han sido formados por un equipo de 90 personas entre capataces, ingenieros, formadores y orientadores, que se han volcado por desarrollar también sus habilidades sociales como parte esencial en la consecución de empleo.

El Plan ha sido desarrollado por el Cabildo de Gran Canaria y cofinanciado por la Institución insular y el Gobierno de Canarias, y ha contado con la colaboración de los 21 ayuntamientos de Gran Canaria, lo que ha permitido que estos jóvenes sin cualificación hayan aprendido un oficio trabajando en obras y servicios de utilidad colectiva para la protección y mejora del entorno natural como la gestión de residuos, limpieza y mejora del paisaje, y cuidado del medio ambiente costero.

Precisamente el medio ambiente es estratégico en la política de protección y transformación económica del Cabildo de Gran Canaria, destacó Morales, quien los animó a continuar por la senda de la lucha por un trabajo y a no claudicar ante las frustraciones, pues las materias que han aprendido coinciden, además, con los nuevos nichos de trabajo.

Además, cuantas más personas formadas en estas áreas, más posibilidades de alcanzar la meta de lograr una isla sostenible, respetuosa con sus recursos, y más posibilidades, también, de que los participantes alcancen la tan necesaria libertad individual con un trabajo digno.

“No deben perder la esperanza, deben plantar cara y generar habilidades que les permita en estos momentos de incertidumbres afrontar la situación. Estos chicos no tenían ninguna formación y hoy tienen conocimientos para acceder a puestos de trabajo”, celebró.

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, por su parte, resaltó la importancia de los planes destinados a los jóvenes del Sistema de Garantía Juvenil,  que se realizan en colaboración con los cabildos. “Son una apuesta importante por la formación de miles de jóvenes canarios que carecen de la formación básica y tienen escasas posibilidades de acceder al mercado laboral”, además, recordó que no hay justicia social sin empleo.

En este caso, agregó, son jóvenes desplazados del sistema educativo que han perdido la motivación, tienen muy baja autoestima y no se ven capaces de volver a estudiar, pero gracias a este programa, han conocido sus capacidades, más amplias de lo que ellos mismos pensaban, y han culminado con su motivación y su autoestima reforzada.

Y aunque hubo lágrimas en la despedida, a los profesores se les hizo un nudo en la garganta al visionar el vídeo que repasó estos meses, lo cierto es que más de la mitad no se despide, ya que 266 continuarán ahora en un programa de inserción laboral, informó el consejero de Empleo del Cabildo, Gilberto Díaz, en la entrega de diplomas, también entregados por el consejero de Medio Ambiente, José Miguel Rodríguez, y el director del Servicio Canario de Empleo, Sergio Alonso

4 millones de euros y mucha motivación

Con un coste de 4 millones de euros, este programa ha sido cofinanciado por el Fondo Social Europeo y por la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ), el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno canario, que destina 8 millones en a este fin en el conjunto del archipiélago.

El programa, desarrollado por la Consejería insular de Empleo en colaboración con la de Medio Ambiente del Cabildo, permitió la contratación de 19 alumnos-trabajadores más que en la convocatoria anterior.

Las 90 personas contratadas para conformar el equipo docente y técnico fueron 2 ingenieros técnicos, 3 encargados y 40 capataces, 1 psicólogo coordinador, 19 docentes, 3 educadores sociales y 10 trabajadores sociales, 6 auxiliares administrativo y 4 conductores y 1 subalterno y 1 técnico de instalación y amueblamiento.

Los alumnos-trabajadores, menores de 30 años y déficit de formación, han trabajado como peones forestales, agrícolas o medioambientales, a la vez que han recibido formación en competencias clave para facilitarles el acceso a certificados de profesionalidad, y la preparación en competencias básicas para que puedan obtener el título de Graduado en Enseñanza Secundaria (GES).

La parte formativa del Plan, organizada por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que también aportó las instalaciones donde se impartieron las clases, incluyó también actuaciones para que los jóvenes adquieran habilidades sociales, emocionales, comunicativas, y sensibilizarles con áreas como el Medio Ambiente y la Igualdad.

Enlaces relacionados
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes