Preguntas frecuentes

Servicio de Medio Ambiente

1.-Programa de eliminación del ganado asilvestrado en Gran Canaria

¿Por qué hay cabras asilvestradas en la isla?

La cabra es un animal introducido es la isla para su aprovechamiento para consumo humano, pero no existe en estado “salvaje”.  Su asilvestramiento se debe a la suelta incontrolada o abandono de ejemplares. Muchos de esos animales se habituaron al medio y se reprodujeron en libertad sin ningún tipo de control. La suelta de ganado y animales exóticos es una grave irresponsabilidad y una infracción ambiental que conlleva importantes penalizaciones.

¿Por qué son perjudiciales?

La cabra no es un animal endémico de la isla por lo que la vegetación no está adaptada ni a su presencia ni a la de grandes herbívoros. Además por su características (capacidad para acceder a sitios inaccesibles para otros animales, poco requerimiento de agua) se han podido adaptar a espacios imposibles para otros animales. Aunque dispersa, la documentación científica sobre el impacto de las cabras asilvestradas es apabullante. Se centran fundamentalmente en la deforestación, habiendo llegado incluso a la extinción de algunas especies. También impiden la regeneración natural de los bosques por el mordisqueo constante de árboles jóvenes. La deforestación lleva aparejada otras consecuencias negativas cómo la erosión con la consiguiente degradación del suelo, la afectación a otras especies como consecuencia de la destrucción del hábitat etc. Y todos estos efectos se concentran en las zonas de mayor valor ecológico y ambiental de la isla cómo la Reserva Natural Integral de Inagua.

¿Por qué no se utilizan otros métodos?  

En el marco del programa LIFE+ Inagua se pusieron en práctica todos los métodos conocidos para la captura de animales salvajes. Se utilizaron corrales de captura con una cabra hembra de reclamo, captura pasiva mediante lazos/mangas de conducción y apañadas. Con los corrales de captura se capturaron dos ejemplares, y con los lazos ninguno. En el marco del proyecto y durante dos años se hicieron unas 20 apañadas. La apañada es una práctica ganadera para capturar al ganado que pasta sin control, que se hace con ayuda de pastores y perros. En las 20 apañadas que se hicieron durante dos años se capturaron 47 ejemplares, un ritmo absolutamente insuficiente no ya para erradicar el ganado silvestre, sino incluso para controlarlo, ya que hay más de 300 ejemplares y la población se multiplica con rapidez.  Por ello se hace imprescindible combinarlas con abatidas periódicas.

Como vemos la abatida con armas de fuego se ha adoptado como última medida después de probar todas las anteriores. Además no supone una renuncia a las apañadas, que se seguirán haciendo y trabajando para mejorar su eficacia. El Cabildo de Gran Canaria quiere capturar el máximo número posible de cabras vivas, por cuestiones éticas así como de eficiencia, ya que las cabras capturadas pueden incorporarse a un rebaño controlado previo control veterinario.

¿Por qué se contrata a una empresa de fuera de Canarias para la abatida?

El objetivo del Cabildo de Gran Canaria es utilizar el método más rápido y menos doloroso para los animales. Por eso se ha recurrido a los servicios de una empresa especializada en control de de especies que cuenta con tiradores de élite que llevan a cabo la acción sin producir sufrimiento, con amplia experiencia en materia de control de poblaciones en Andalucía.

¿Por qué no se utilizan dardos anestesiantes para dormir a los animales y después retirarlos a otro lugar?

Las cabras asilvestradas huyen al menor indicio de presencia humana. La mayor parte del tiempo se encuentran en riscos y andenes escarpados por lo que los dardos allí harían despeñarse a los animales. En el caso poder utilizar los dardos en zonas de pendiente moderada, la anestesia no tiene un efecto inmediato (tarda alrededor de 5 minutos en producir efecto), por lo que el animal iría medio drogado hasta que se precipitara por algún risco, quedando herido en algún lugar inaccesible, provocándole un gran sufrimiento. La recuperación de un gran número de animales anestesiados supondría, además de un coste económico muy elevado, poner en serio riesgo la vida y la seguridad de las personas que lo realizaran.

¿Se ha utilizado el método de las abatidas con rifle en otras partes del mundo?

Es un método utilizado en todo el mundo. Los ejemplos más cercanos los tenemos los Parques Nacionales del Teide, la Caldera de Taburiente y Garajonay a través de “Planes de control de herbívoros introducidos”.

Existen otros ejemplos a nivel mundial en las islas oceánicas como Hawái, Galápagos (Isla Isabela), Nueva Zelanda, Méjico (Isla Guadalupe), Portugal (Isla de Madeira), etc. Y recientemente se llevó a cabo en el islote de Es Vedrà, en Ibiza.

¿Qué se hace con los animales abatidos?

Tal como se ha comentado anteriormente, el escarpado paisaje grancanario dificulta tanto la captura de animales como la retirada de éstos, ya sean vivos o muertos. Los animales abatidos, frecuentemente se despeñan quedando en lugares muy abruptos y de muy difícil acceso. En estos casos, por lo anteriormente expuesto sobre la seguridad de las personas, lo más sensato es dejarlos ahí.

De ese modo, de forma secundaria se favorece a especies carroñeras antiguamente muy frecuentes y asociadas a la ganadería como el cuervo (Corvus corax).

¿Cuándo se acabaran las abatidas?

En función de los resultados de las abatidas y las apañadas, desde que los técnicos estimen que el número de ejemplares ha descendido lo suficiente para que ya no sea necesario.