SANDACH (SUBPRODUCTOS DE ORIGEN ANIMAL NO DESTINADOS AL CONSUMO HUMANO)

Los subproductos animales se definen como “los cuerpos enteros o partes de animales, productos de origen animal u otros productos obtenidos a partir de animales, que no están destinados para el consumo humano, incluidos los oocitos, los embriones y el esperma”.

Los SANDACH se clasifican en tres categorías:

Categoría 1:

  • Cuerpos enteros o sus partes, incluidas las pieles, de animales sospechosos, confirmados de estar infectados por una EET (encefalopatías espongiformes transmisibles) o sacrificados en aplicación de medidas de erradicación de EETs.
  • Los materiales especificados de riesgo y los cuerpos enteros o parte de animales muertos que los contengan.
  • Mezcla de material de esta categoría con materiales de otras categorías.

Categoría 2:

  • El estiércol, el guano no mineralizado y el contenido del tubo digestivo;
  • Los animales o partes de los mismos, distintos de los de categoría 1 y 3 (porcino, aves de carne y puesta, conejos, caracoles, abejas, acuicultura marina y continental), que murieron sin ser sacrificados o matados para el consumo humano, incluyendo los matados para el control de enfermedades, los fetos, oocitos, embriones y esperma no destinados a la reproducción y las aves de corral muertas en el huevo.
  • Las mezclas de material de la categoría 2 con material de la categoría 3;

Categoría 3:

  • La sangre, la placenta, la lana, las plumas, el pelo, los cuernos, los recortes de cascos, uñas o pezuñas y la leche cruda de animales vivos que no presenten ningún signo de enfermedad transmisible a través de esos productos a los seres humanos o los animales.
  • Los subproductos de incubadoras, los huevos, los subproductos de los huevos, incluidas las cáscaras, que no presenten ningún signo de una enfermedad transmisible a los seres humanos o los animales a través de dicho material.
  • Los pollitos de un día sacrificados por razones comerciales sin signos de enfermedad transmisible.
  • Las pieles, los cascos, uñas o pezuñas, las plumas, la lana, los cuernos y el pelo de animales muertos que no presenten ningún signo de enfermedad transmisible a través de esos productos a los seres humanos o los animales, distintos de los citados en la letra b) del presente artículo

Vista General Línea Eliminación C1 y C2 con sistema de Aspiración Forzada con Carbón ActivoEl 6 de marzo de 2012 se publicó la Resolución de la Dirección General de Ganadería de 1 de marzo de 2012, que declaró a la Comunidad Autónoma de Canarias como Zona Remota a los efectos de la eliminación de ciertos subproductos animales no destinados a consumo humano generados en las explotaciones ganaderas, y se autorizó la eliminación de tales subproductos en vertederos autorizados hasta el 15 de junio de 2015. Posteriormente, se amplió la consideración de zona remota para otros SANDACH provenientes de carnicerías, pescaderías, sector agroalimentario y de la alimentación en general, y piscifactorías.

El 15 de mayo de 2015 se publica Resolución de la Dirección General de Ganadería por la que se prorroga la declaración de la Comunidad Autónoma de Canarias como zona remota a los mismos efectos hasta 2018. En esta Resolución se define como objetivo prioritario que Canarias cuente con plantas intermedias básicas de trituración, inertización o congelación de los subproductos dados los costes de una planta de transformación. De hecho, se mantendrá esta declaración “entre tanto no entren en funcionamiento los mecanismos que aseguren un correcto y mejor tratamiento de los mismos”.

Salida Material triturado + Cal VivaActualmente en Gran Canaria existe una “planta intermedia” para la reducción por trituración e inertización de los SANDACH generados en la isla, con dos líneas de tratamiento: una con las categorías 1 y 2, con destino a eliminación, y otra para la categoría 3 con destino a su posible valorización en plantas de transformación C3 para la alimentación animal en fábricas de piensos.

La reducción de volumen de los subproductos triturados en esta planta es considerable (hasta un 75%). Además, son tratados con cal viva reduciendo la humedad final de la mezcla y, por tanto, también los lixiviados. A estas ventajas se une la homogeneidad final del producto, que facilita las labores del vertido y mejora las condiciones de seguridad de los operarios.

Desde el 1 de noviembre de 2015 el Ecoparque Gran Canaria Norte ya no admite SANDACH que no hayan pasado por esta planta intermedia.