Conoce Gran Canaria

Santa Lucía de Tirajana

Escudo Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana
Municipio de Santa Lucía de Tirajana en Gran Canaria

Situación: Situado al sureste de Gran Canaria, entre los de Agüimes y San Bartolomé.
Superficie: 61,56 kilómetros cuadrados
Altitud: 680 m
Habitantes: 67.291 habitantes (Fuente: INE, Revisión de Padrón Municipal de Habitantes, 2012)
Distancia a la capital: 51 Km
Web del ayuntamiento: http://www.santaluciagc.com/

La Villa de Santa Lucía de Tirajana se ubica en el interior del municipio, en un entorno agrícola que forma un gran oasis en el centro de las escarpadas laderas de la caldera de las Tirajanas, con hermosos palmerales y zonas de cultivo en El Ingenio y la Sorrueda.

En el pueblo encontramos un museo privado de restos prehispánicos, el Museo de El Hao, así como salas dedicadas a la etnografía, botánica y zoología del lugar. Además, en las tiendas de este núcleo se pueden adquirir buenas aceitunas aliñadas y licor de mejunje. En dirección hacia la costa sobresale un roque, Ansite, la fortaleza donde Bentejuí y los suyos soportaron el último sitio frente a las tropas castellanas, antes de que se rindieran el 29 de abril de 1483 y se diera por terminada la conquista de la Isla. Bentejuí y su faicán o sacerdote no se entregaron, sino que decidieron arrojarse al vacío gritando "Atis Tirma", grito aborigen cuyo significado está sujeto a numerosas teorías de variada significación y veracidad. En este entorno de riscos, roques y precipitados barrancos, el visitante puede sentir el contacto con el espíritu más telúrico de Gran Canaria, tanto por la espectacularidad del entorno como por ser la zona de la isla menos transformada por el hombre.

Junto a la costa de Santa Lucía hallamos tres núcleos que han se han desarrollado progresivamente: Vecindario, Sardina y Doctoral, conformándose en una de las más pujantes zonas de la isla. Ya en el litoral se encuentra Pozo Izquierdo, donde cada año se celebran en agosto las pruebas del Mundial de Windsurf.

 

 


Poblaciones

Santa Lucía, Rosiana, Las Lagunas, Ingenio, La Sorrueda, Sardina, Orilla Alta, Orilla Baja, La Blanca, Casa Pastores, Doctoral, Vecindario, Cruce de Sardina, El Canario, Los Llanos, Balos, Casa Santa, Pozo Izquierdo y Bahía Formas.

Mapa del Municipio


Ver mapa más grande

El día 13 de diciembre se celebran en el municipio las fiestas en honor a su patrona: Santa Lucía, declarada de interés turístico, ya que en ellas es posible combinar la festividad religiosa con el sentir popular.
De esa conjugación de originalidad y tradición nacen jornadas como la procesión de la imagen de Santa Lucía el 13 de Diciembre, la coronación de ‘La Lucía'  junto a su homónima sueca, la Romería del Día del Labrador al domingo siguiente.

El Día del Labrador es la fiesta en honor a la Virgen del Rosario. Es la jornada que congrega a un mayor número de visitantes. Actualmente es una romería en la que se dan cita miles de romeros vestidos con los trajes típicos: sombrero negro, alpargatas, el cuchillo canario, la calabaza llena de mejunje, vino, ron o agua y comida típica como el queso de cabra, los chicharrones, mantecados, el puño de gofio y las  sardinas fritas.
Ese día, las carretas, tiradas por tractores o reses, recorren las calles del pueblo ofreciendo a los numerosos visitantes dichos productos para su degustación.
Por último, el día 24 de octubre se celebran en la zona de Vecindario las fiestas en honor a San Rafael, que está declarada fiesta local del municipio y que cuenta entre otros actos tradicionales con una formidable feria de ganado.
 

 

 

 

Lugares de interés histórico cultural de Santa Lucía de Tirajana

  • Fortaleza de Ansite: En este edificio volcánico, se localizan numerosas cuevas aborígenes de habitación y enterramiento, donde se ha hallado una gran cantidad de material arqueológico. De igual forma predominan los enterramientos en cuevas naturales, asociados normalmente a los poblados de habitación, del que encontramos numerosos ejemplos en la dicha fortaleza. Los enterramientos tumulares poseen una menor presencia y sólo se ha constatada su existencia en la zona de Pozo Izquierdo, en la playa del mismo nombre. La disposición de Ansite responde a los cambios en la estrategia de los Canarios durante el desarrollo de la conquista europea de la Isla, cuando tras un fallido intento de alianza con los portugueses proceden a abandonar los poblados costeros más vulnerables y se reagrupan en el interior, en poblados-fortaleza como éste desde donde hostigan a los castellanos y almacenan agua y víveres que les garantizan una importante resistencia.
     
  • Ermita de San Nicolás de Bari: Localizada en Sardina, fue creada en 1814. Desde 1882, la ermita cuenta con una reliquia de San Nicolás como su mayor valor espiritual. En 1892, los vecinos son autorizados por el obispo para poder trabajar en la ermita en fiestas de guardar.
     
  • Museo de la Fortaleza: Localizado en el casco de Santa Lucía, es de un alto interés histórico cultural debido a los diversos aspectos que abarca. Este museo es básicamente arqueológico, puesto que se exponen restos hallados en los yacimientos arqueológicos de la zona. Además nos encontramos con temas relacionados con la etnografía, litología, botánica y zoología. Entre sus paredes podemos visitar una sala de cerámica y de maquinaria en desuso. También existe una sala de arte canario, otra de armas, etc. En los alrededores de este museo se extiende un jardín en el que podemos apreciar la existencia de flora autóctona y árboles frutales de diferentes latitudes.

Lugares de interés histórico cultural de Santa Lucía de Tirajana

  • Caldera de Tirajana: Situada en la zona centro de Gran Canaria con orientación Sureste. Es una amplia caldera donde se ubican los pueblos de Santa Lucía y San Bartolomé de Tirajana. Este lugar es considerado un espacio de gran singularidad paisajística puesto que combina el escarpado relieve del territorio, el conjunto arquitectónico, la riqueza vegetal y el paisaje agrícola.

  • Barranco de Tirajana: Situado en la zona Sureste de Gran Canaria, nace en la Caldera de Tirajana y desemboca en el mar por los llanos de Juan Grande. Este barranco posee una extensión de 76 Km2; en él los visitantes pueden apreciar diferentes aspectos arqueológicos, botánicos y geológicos.

  • Macizo de Amurga: Edificio de material traquítico conforma la vertiente izquierda del Barranco en los cursos medio y alto.

  • Barranco de Balos: Emplazado en el sureste de Gran Canaria, tiene su cabecera en el Pino del Majadal a 400 metros de altura, y desemboca en la Bahía de Formas en los Llanos de Arinaga. Se trata del límite municipal entre Santa Lucía y Agüimes. Su importancia radica en la densa colonia de balos que contiene y en la presencia de una estación rupestre en el Lomo de los Letreros.

  • Cueva de la Luna: Situada bajo la Cruz del Siglo, es un lugar que sirve para el aprendizaje y entrada al mundo de la espeleología, siendo a su vez lugar y acceso peligroso por lo que se requiere guía para su visita.

  • Teatro Víctor Jara: Pertenece a la Red Nacional de Teatros, y en él se llevan a cabo diferentes acciones culturales durante el año. Este teatro cuenta con eventos propios, como es el caso del ESPAL.

Terminada la conquista de la Isla, Tirajana será el tercer distrito de reparto debido a la petición expuesta por el Cabildo y vecinos a Pedro de Vera en 1485 para que éste llevara a cabo lo que se ordenaba en la Real Cédula de 4 de febrero de 1480 sobre repartimientos.

Sus orígenes se remontan a finales del siglo XV, cuando el conquistador Tomás Rodríguez de Palencia recibe las tierras y aguas de esta comarca por los servicios prestados a la Corona. Las tierras recibidas, al igual que muchas tierras del sureste de la isla, fueron dedicadas en un principio al cultivo del azúcar, producto que se destinaba casi en su totalidad a la exportación hacia mercados exteriores, como las colonias de la América española y el Norte de Europa. De esta manera se instaló un ingenio que se denominó "Ingenio Rojo de Tirajana", que se convertiría en el primer resto de la actividad agrícola e industrial de esta comarca.

A pesar de que el azúcar tiene un papel preponderante, el cereal (trigo, cebada y centeno) ocupará un importante lugar en la economía de los siglos XVI-XVIII, puesto que se trata de la base alimenticia de la sociedad del Antiguo Régimen. Todos los propietarios de tierras destinaban parte de sus terrenos al cultivo de este producto, así podemos observar que la mayor parte de las tierras de la hacienda de Tirajana estaban plantadas de cañas, pero existían algunas suertes dedicadas al cereal, destinadas probablemente a la alimentación de los numerosos trabajadores.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentó la población de esta comarca, fue la plaga de langosta o cigarra, en los siglos XVII y XVIII, que arruinaron numerosos cultivos y provocaron algunas hambrunas. Otros cultivos fueron los árboles frutales, la palma, de donde se obtiene la miel de palma, y legumbres como garbanzos y judías.

No podemos olvidar que desde el siglo XVI existe una importante actividad económica centrada en el cultivo de la vid, pero será en el siglo XVII cuando ocupe un lugar preponderante en la economía de la zona. Por último, debemos mencionar el cultivo del tabaco que adquiere importancia a mediados del siglo XVIII.

Como municipio Santa Lucía de Tirajana se fundó en 1815, coincidiendo con la fundación de otros municipios, como Ingenio, un año después de la erección de la parroquia sobre la ermita del Lugarejo tras la desmembración de la parroquia de San Bartolomé, constituyéndose así en municipio independiente de Tirajana y del de la Villa de Agüimes, culminando un proceso que había comenzado en 1803. El nuevo municipio tomó como nombre el de su parroquia, Santa Lucía de Tirajana.

Para conformarse este municipio se tomaron algunos territorios: en el interior se tomaron tierras de San Bartolomé de Tirajana, y para la costa tierras de Agüimes. Ya en 1819 constatamos la existencia de un documento en el que se habla de un alcalde de este Ayuntamiento: José de León, vecino de Agüimes, otorga poder para reclamar al alcalde real del lugar de Santa Lucía de Tirajana. Este documento atestigua la aparición de conflictos territoriales y jurisdiccionales con los municipios en los que se encuadraba la recién nacida entidad administrativa. Conflictos que llegarían muy pronto a este nuevo municipio de Gran Canaria. Santa Lucía de Tirajana se tendría que enfrentar a San Bartolomé en 1822 por el cobro de contribuciones; y a Agüimes en 1839 debido a los límites que separaban ambos municipios. Todo comenzó por rumores que existían sobre la intención del Ayuntamiento de Santa Lucía de poner un guarda en los parajes de Majada Ciega, Montaña de los Perros, Hoya de la Negra y Los Letreros.

Los motivos que llevaron a la toma de esta decisión fueron el imposibilitar a los vecinos de Agüimes la entrada en sus parajes para que ejercieran el pastoreo y evitar también que cortasen leña. La respuesta de Agüimes no se hizo esperar, alegando que dichos terrenos eran comunales y que incluso los habitantes de Ingenio tenían igualmente derecho a estos terrenos, dirigiéndose así a este ayuntamiento para buscar su apoyo. Llegados a este punto debemos considerar que ya en 1776, vecinos de Agüimes reconocieron que los terrenos de Majada Ciega pertenecían a la jurisdicción de Tirajana. Después de 10 años de pleitos, las tierras quedaron definitivamente para Santa Lucía.


Galería multimedía de Santa Lucía de Tirajana