El Cabildo de Gran Canaria duplicará en 2016 la partida para Cooperación Internacional

24 sep 2015

El Cabildo de Gran Canaria duplicará en 2016 la partida destinada a Cooperación Internacional y pasará de los 400.000 euros actuales, que no llega al 0,1 por ciento de los recursos propios, a 800.000 euros, si bien el objetivo es alcanzar el 0,7 por ciento al terminar el mandato y cumplir así el compromiso adquirido con la ONU en los 70.

 

Así lo anunciaron ayer el presidente del Cabildo, Antonio Morales, y el consejero de Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez, ante más de un centenar de personas entre alcaldes y representantes municipales, así como de diversas ONG y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que respondieron con una asistencia masiva a la invitación de la Institución insular para exponerles el Plan de Solidaridad y Cooperación Internacional 2016-2019.

 

Antonio Morales mostró su satisfacción porque el temor generado por el “populismo europeo y los embates neoriberales” deja paso a la pérdida del miedo al “que viene de fuera, a las partidas que se destinan a los más desfavorecidos”. Como ejemplo citó que, al colgar en su perfil de Facebook su último artículo de opinión, “Refugiados”, rápidamente recibió varios centenares de adhesiones y decenas de comentarios positivos que no denotaban miedo alguno a ayudar a las personas que pasan hambre, a que sea en detrimento de su propio bienestar.

 

Subrayó que la mitad de la población del mundo no tiene acceso al agua potable, que mil millones de personas sufre hambre y que 60 millones se han tenido que desplazar por hambre o guerra, y todo por un sistema financiero, mediático, político y económico controlado por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la deuda externa, el control del comercio, la comunicación, la ciencia y la tecnología, que expolia sus recursos y concentra el 80 por ciento de la riqueza del mundo en manos del 20 por ciento de la población mundial.

 

“Gran Canaria debe jugar un papel importante, podemos hacer mucho más y luchar por un mundo mejor, tenemos recursos y posibilidades”, sentenció.

 

Carmelo Ramírez explicó que el primer paso, además de incrementar la partida, será potenciar el Servicio de Solidaridad, a lo que seguirá la recuperación del Consejo Insular de Solidaridad, un órgano ya creado que cayó en desuso en el anterior mandato.

 

Tras aclarar que la atención a las necesidades de la población grancanaria se llevará desde la Consejería de Política Social, detalló que el recuperado Consejo estará formado por el Cabildo, los 21 municipios, ONG y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

 

Asimismo, habrá reuniones con cada ONG para conocer sus proyectos y, en cualquier caso, la previsión es que el presupuesto de 2016, que se aprobará a finales de diciembre para que entre en vigor a principios de año, contenga partidas nominativas para los programas ya en marcha, así como convocatoria pública para nuevos proyectos.

 

Con respecto al incremento de la partida destinada a Solidaridad Internacional en un cien por cien y al objetivo de alcanzar el 0,7 por ciento de recursos propios, lamentó que España esté a la cola de Europa con apenas un 0,1 por ciento mientras los países nórdicos se sitúan a la cabeza y hasta alcanzan el 1 por ciento.

 

Las partidas se destinarán a apoyar proyectos en materia de educación, sanidad, derechos humanos y lucha contra la pobreza, además de atender situaciones de emergencia, en países cercanos a Canarias o con vínculos históricos, como los africanos o latinoamericanos, pero también lugares lejanos que sufren pobreza extrema o situaciones de emergencia.

 

También tendrá prioridad la atención a pueblos en situación de emergencia, campos de refugiados saharauis, el pueblo palestino o lugares en conflicto bélico como Siria, cuyos refugiados Gran Canaria ya está preparada para acoger, aseguró Ramírez, quien emplazó a los asistentes a una próxima reunión en la que se concretarán cuantías y procedimientos.

 

Ante los comentarios finales de agradecimiento de miembros de organizaciones como Vicente Ferrer y los municipios, Morales concluyó que “no hay mejor manera de acabar que con esta carga de emotividad”, ya que no reprimieron sus elogios porque el Cabildo retome la senda de la cooperación con los países más empobrecidos.

 


Imágenes