Hábitats

  • Franja Litoral con Balancones  

Comprende una franja de vegetación adaptada al medio inhóspito, paralela y colindante con la franja litoral en el tramo correspondiente a la Playa del Inglés. Caracterizada por la presencia de balancones que conforman la primera etapa de formación del campo de dunas.

  • Dunas Móviles 

Las dunas móviles son montículos de arenas movidos por el viento grano a grano. La dimensión, movilidad e inestabilidad de las dunas hace difícil el asentamiento de vegetación; tan sólo unas pocas especies de crecimiento rápido consiguen completar su ciclo vital.

  • Hoyetas Interdunares Salitrosas

Llanos interdunares que se localizan en las áreas de contacto entre el sistema de dunas móviles y la terraza sedimentaria arcillosa que hay debajo de ellas. En estas zonas se desarrolla una comunidad exclusiva con la juncia (Cyperus laevigatus) como especie característica y dominante que conforma céspedes que mueren con el avance progresivo de las dunas y se regeneran a su paso.

  • Enclaves Boscosos  

Aunque los tarajales se encuentran dispersos por toda la Reserva, destacan algunas agrupaciones más densas a modo de bosquetes, posiblemente vinculados a aguas subterráneas, determinando un hábitat propicio para las aves y con una enorme variedad de invertebrados. También se incluyen entre los enclaves boscosos los palmerales de palmera canaria, más amplios en la zona de El Oasis.

  • Dunas Fijas

Corresponde a la zona de la Reserva más apartada de la influencia marina. La movilidad de las dunas se pierde hacia el interior, debido a la falta de aporte de arena, ocasionado por el efecto barrera que produce la terraza sedimentaria de la urbanización Playa del Inglés y de sus edificaciones. Presentan mayor materia orgánica en el sustrato por lo que predominan las comunidades herbáceas con pequeños retazos de vegetación arbórea dominada por tarajales y balos. Es especialmente destacable su riqueza y variedad de invertebrados.

  • Enclaves con Hierbas Altas y Juncos  

En el entorno de la antigua área deltaica, a veces en el interior del sistema dunar, se localizan enclaves con vegetación indicadora de presencia de aguas subterráneas dulces o salobres a escasa profundidad (menos de 1 m), que dan lugar a encharcamientos temporales. Predominan los juncales o matorrales densos, así como carrizales y cañaverales. Estos fragmentos de vegetación, muy densos e intrincados, tienen una gran importancia en la Reserva al ser los lugares de nidificación de diversas especies acuáticas y permitir el refugio y descanso de otras muchas especies migratorias.

  • Terrenos removidos 

Se localizan dentro de la Reserva varias áreas removidas, consecuencia de alteraciones de la geomorfología original por acciones como la urbanización, la canalización del barranco o el movimiento de escombros. Estas áreas presentan comunidades características de vegetación favorecidas por la acción del hombre, algunas de las cuales deberán ser restauradas para que recuperen la morfología original.

  • Humedal de la Charca 

Se corresponde con la lámina de agua conformada en el tramo final del delta aluvial que tiene su expresión más notoria en el vaso actual de la Charca de Maspalomas, modificado y transformado a partir de las actuaciones urbanísticas de los años 70, con una superficie variable en función del régimen climático y con una profundidad media de 1,5 m. Sus aguas presentan composiciones variadas, dulces, salinas o hipersalinas a veces, aunque generalmente son salobres. Caracterizada por la presencia de comunidades de vegetación acuática (carrizales y juncales). Posee un alto valor como enclave para las aves.

  • Terraza Sedimentaria Arcillosa  

En este sector se desarrolla una vegetación de porte bajo caracterizada por matorrales dispersos de matomoro (Suaeda vermiculada) que crecen sobre un sustrato de carácter cálcico, consecuencia de los afloramientos de la terraza sedimentaria sobre la que se asientan las dunas.

  • Viario y Suelos Urbanos  

La Reserva limita con urbanizaciones turísticas, es por ello que tiene dos sectores de suelo urbano, uno situado al oeste del barranco de Maspalomas y otro en el extremo este de Playa del Inglés, denominado Anexo II.

Enlaces relacionados