Acciones de Gestión

El Cabildo Insular de Gran Canaria ha venido acometiendo en estos últimos años una serie de acciones con el objeto de minimizar los impactos existentes en el área y comenzar a restaurar sus recursos naturales, todo ello en el marco de las Normas de Conservación.
 
  • Retirada de escombros
El estado de abandono que se encontraba este enclave y el incivismo de la población propició la acumulación de escombros y basuras durante años a pesar de la proximidad del vertedero de Juan Grande. El órgano de gestión recientemente ha acometido labores de limpieza habiendo retirado 5.554 toneladas de residuos a finales de 2005, de los que en su mayoría se trataba de escombros (5.076 toneladas).
 
  • Erradicación de pistas ilegales y roderas
El antiguo uso agrícola y la apertura ilegal de accesos han conformado un entramado de pistas y roderas. Esto ha propiciado la compactación del terreno y ha sido la puerta de entrada a los lugares más sensibles, facilitando la alteración del patrimonio natural, arqueológico y etnográfico. Dado que la finalidad del S.I.C. es la conservación de sus valores era necesaria la restricción de los accesos. Por ello, el Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria a finales de 2005 ha eliminado seis kilómetros de pistas y roderas mediante el subsolado del mismo y la instalación de grandes piedras para impedir de nuevo el tránsito.
 
  • Restauración de canteras a cielo abierto
En ciertas zonas del SIC se han realizado extracciones de áridos a cielo abierto aunque de escasa importancia. Aprovechando la retirada de áridos se ha procedido a la restauración parcial de las canteras a cielo abierto.
 
  • Repoblaciones
  1. Tarajales
Dada la alteración que ha sufrido la vegetación por la mano del hombre, se está procediendo a la plantación de varios cientos de tarajales en la zona marítima terrestre. Además se está empleando como elemento de integración paisajística para la industria conservera habiéndose realizado plantaciones en los años 2006 y 2007, incluida la XXXVII Celebración del Día del Árbol. Este núcleo de tarajales debe ser el promotor de la regeneración natural de la especie en el S.I.C.
 
  1. Señalización
De cara a garantizar el conocimiento y protección del entorno se ha dotado de carteles informativos de acuerdo con la legislación vigente de espacios naturales protegidos. Igualmente se ha procedido a la señalización cinegética de todo el perímetro de la Reserva con la nueva cartelería, conforme determina la legislación sectorial.
 
  1. Cerramiento perimetral
De cara a la restauración ambiental de la zona se ha hecho necesario un cerramiento perimetral mediante una valla bionda de carretera en la GC-500 y la GC-501 de tal manera que se encuentre, en la medida de lo posible, integrada en el paisaje de cara a minimizar el impacto visual. Esto evitará la proliferación de accesos ilegales que son puerta de entrada de numerosos impactos ambientales negativos (abandono de escombros, apertura ilegal de roderas y pistas, molestias a la fauna...).