La Huella del hombre

La Huella del hombre

La huella del hombre en el territorio de La Isleta además de severos impactos negativos que han hecho desaparecer parte del islote, también ha resultado en importantes recursos culturales: de valor etnográfico (restos de antiguas salinas, instalaciones militares…), de valor arquitectónico (faro de La Isleta) o yacimientos arqueológicos (cuevas-vivienda y graneros de Cueva de los Canarios, cantera de molinos circulares de mano de los antiguos canarios…)


 

 

 

 


La mayor parte del territorio del Paisaje Protegido de La Isleta es propiedad militar y no accesible al uso público.

En virtud de un Convenio entre el Ministerio de Defensa del Gobierno de España y el Cabildo de Gran Canaria, es posible acercarse a los valores naturales y culturales de La Isleta participando en el programa de actividades educativo ambientales por senderos del Paisaje Protegido de La Isleta  (zona de uso militar).

El programa que gestiona el Cabildo de Gran Canaria se apoya en cinco (5) senderos dentro de la Zona de Uso Militar del Paisaje Protegido de La Isleta, y cuenta con un guía educador ambiental que monitoriza la visita, y conduce el recorrido por los senderos. Para participar hay que inscribirse en “Visitas educativo ambientales por senderos en el Paisaje Protegido de La Isleta/trámite”.

Con unas buenas prácticas durante la visita al Paisaje Protegido de La Isleta podemos contribuir a su conservación

 

  • Respete el entorno. Que se no note su paso por el lugar. Cuando se vaya, deposite los residuos en los contenedores apropiados, también los de sus mascotas. La basura dispersa causa impacto visual, puede perjudicar a la flora y la fauna, y puede provocar incendios e infecciones.
  • Transite siempre por los senderos claramente definidos. Procure no salirse de ellos o abrir otros nuevos con su paso, para no causar una mayor erosión del terreno, pisar accidentalmente plantas protegidas o destruir el hábitat de ciertos animales.
  • Respete la flora y fauna marina y terrestre. Para que todos podamos disfrutar de la naturaleza, no arranque plantas ni capture animales, ya que pueden llegar a desaparecer.
  • Reduzca o renuncie al uso de vehículos en su visita al Confital. Para no acentuar la erosión del terreno, evitar la pérdida de la vegetación autóctona y valiosos materiales geológicos, trate de no salir de la pista principal ni estacionar fuera de los aparcamientos.
  • La acampada no está permitida. No pueden habilitarse zonas para ello debido al valor del paisaje desértico de La Isleta.
  • Evite el ruido innecesario. De este modo no molestáremos a los demás visitantes ni a la fauna, la cual podría abandonar la zona o ver alterado su proceso de cría.
  • Si practica la pesca recreativa con caña, recuerde llevar licencia, respete la talla de las capturas y evite depositar el engodo, los aparejos, y los restos de limpieza en los charcos. Y  también recuerde que toda la zona litoral del área militar está considerada de protección natural para la conservación integral de sus valores naturales por lo que no admite actividades de pesca.


¡Gracias a su ayuda podemos disfrutar de un paisaje limpio y de calidad en un entorno natural y privilegiado!