Su cuerpo menudo y sus movimientos nerviosos y saltarines le facilitan la captura de los numerosos insectos con los que se alimenta. Gusta de rebuscar entre la vegetación intrincada, aunque no desprecia los espacios abiertos. Su nido tiene apertura lateral, lo cual le confiere forma de horno (de donde proviene su nombre local: hornero). Está construido a base de materia vegetal, aunque su interior está recubierto de plumón, plumas, pelo animal o vilanos. Lo sitúa en alturas muy variables, sobre plantas de balo, tarajal, palmera, etc. Longitud del adulto: 10,5 cm.

CONTACTO
  •  Centralita
  • T. +34 928219421
  • T. +34 928219494
OIAC
  • T. +34 928219229
  • T. +34 928219425
  • oiac@grancanaria.com
  • C/ Bravo Murillo 23-35003
  • Las Palmas de Gran Canaria