La vegetación predominante en la zona está adaptada a la aridez y salinidad de este enclave en el que las lluvias son escasas, concentradas en pocos meses y normalmente de carácter torrencial. Además, los frecuentes y fuertes vientos intensifican la evapotranspiración de las plantas acentuando el aspecto árido del paisaje. En consecuencia, el contraste en color y textura del territorio son muy marcados entre los meses lluviosos y los meses del estío.

Por otra parte, la actividad agrícola intensiva que se desarrolló en el pasado supuso la eliminación de gran parte de la cubierta vegetal originaria, lo que unido a la presión del ganado caprino y el efecto de los conejos, han conformado el actual paisaje vegetal de matorrales xerofíticos, con predominio de la vegetación ruderal-nitrófila.

CONTACTO
  •  Centralita
  • T. +34 928219421
  • T. +34 928219494
OIAC
  • T. +34 928219229
  • T. +34 928219425
  • oiac@grancanaria.com
  • C/ Bravo Murillo 23-35003
  • Las Palmas de Gran Canaria